Pandemia de coronavirus

Es Cruce retoma su actividad

| Vilafranca, Mallorca |

Valorar:
preload
Muchos clientes acudieron a es Cruce en el primer día de actividad tras el confinamiento.

Muchos clientes acudieron a es Cruce en el primer día de actividad tras el confinamiento.

Pere Bota

Poco a poco todo vuelve a la normalidad y una prueba de ello es el regreso del restaurante es Cruce, que este lunes abrió sus puertas después de más de dos meses cerrado a causa de la crisis de la COVID-19.

Las grandes dimensiones del establecimiento permiten la distancia social de dos metros y la propiedad del establecimiento ha tomado todas las medidas sanitarias necesarias para garantizar la seguridad a sus clientes y trabajadores. El propietario Guillem Garí cuenta que «se han retirado 80 mesas y ahora tenemos capacidad para unas 350 personas, en lugar de las 700 que acogíamos antes del confinamiento». También se han retirado todos los utensilios de encima de las mesas (aceiteras, aceitunas, etc) y las cartas se han imprimido en los manteles individuales.

pb01062020.jpg
El propietario Guillem Garí.

Garí se muestra esperanzado por volver a la actividad y explica que «cuando el restaurante esté lleno habrá una persona en la puerta que no permitirá el acceso a nuevos clientes hasta que se vacíe una mesa». Si se acude a es Cruce a por comida para llevar «también deberán permanecer fuera si ya hay más de cinco personas esperando».

Justamente, la comida para llevar es uno de los servicios que «creo que subirá más porque en el primer día que tenemos abierto ya hemos recibido muchas llamadas para pedirnos comida para llevar para el domingo», explica Garí, que añade que «la merienda de la mañana ha tenido buena acogida». Al mediodía los clientes también iban llegando en un goteo constante de gente.

Para poder atender a toda su clientela, es Cruce abrirá de 6 a 23 horas «y la cocina estará abierta todo el día para evitar aglomeraciones. Los clientes que vengan a recoger comida lo podrán hacer desde las 10.30 hasta las 14 horas», añade Guillem Garí.

pb01062010.jpg
Camareros y cocineros trabajan con mascarillas.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

clio
Hace un mes

"Es Cruce" has estat sempre per a jo un model d'organització amb servei ràpid i eficaç. La qualitat del menjar em sembla adient al preu pagat. En tot cas els caragols estan boníssims.

Valoración:1menosmas

Vilero
Hace un mes

@de aqui. Mallorca no tendría sentido sin corrupción y si gánsters.

Valoración:0menosmas

Toni
Hace un mes

Per gent amb poc paladar, ranxo de quarter.

Valoración:1menosmas

Bernat
Hace un mes

Y que pasa con el caso peaje? Es hora de saber porque a este restaurante se le construyo con dinero público un acceso desde la rotonda y no un paso subterráneo como estaba proyectado.

Valoración:4menosmas

jo
Hace un mes

Este articulo me suena a que es un auto propaganda. mucha casualidad que salga también en Diario de Mallorca, a para mi gusto no es un restaurante precisamente bueno.

Valoración:6menosmas

rae
Hace un mes

Una de las claves es la rapidez de servicio, incomparable con respecto a otros restaurantes. La carta deja mucho lugar la cocina mallorquina.

Valoración:2menosmas

@Pepet
Hace un mes

Pues ya sabes lo que tienes que hacer: No ir. Así habrá más espacio.

Valoración:14menosmas

Toni
Hace un mes

Jo ja tinc reserva feta

Valoración:5menosmas

Pepet
Hace un mes

La barra con clientes y los precios para cenar mucho más caros que al mediodía. Lugar sin ningún encanto. No merece la pena

Valoración:-21menosmas

De aquí
Hace un mes

Mallorca no tendría sentido sin el cruce y Guillermo Garí

Valoración:23menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1