Pandemia de coronavirus

El confinamiento revaloriza la Part Forana

| Palma |

Valorar:
preload
Sin miedo a la Part Forana. Aumenta el interés por alquilar o comprar viviendas fuera de la capital palmesana, sobre todo en la zona de Inca, Binnisalem o Santa Eugenia. Los precios son más bajos y hay más oferta.

Sin miedo a la Part Forana. Aumenta el interés por alquilar o comprar viviendas fuera de la capital palmesana, sobre todo en la zona de Inca, Binnisalem o Santa Eugenia. Los precios son más bajos y hay más oferta.

El confinamiento revaloriza la Part ForanaEl confinamiento revaloriza la Part Forana

Begoña lleva diez años viviendo en Mallorca y ha vivido tanto tiempo de alquiler que hasta le cuesta hacer memoria de cuántos techos la han cobijado. Hace cuentas con los dedos: un piso con tres desconocidos al final de la calle Aragón cuando llegó a Palma, una planta baja con dos amigas cerca de la Cruz roja y varios minipisos de similares características en el Casc antic. Un día se cansó de vivir en 45 metros, tener una nevera pequeña y subir escaleras con el carrito de la compra. «Es muy molón comer en la mesa auxiliar junto al sofá y fumarte un cigarro en tu minibalcón mirando a la plaza, hasta que pasas de la treintena, necesitas dormir y el ruido de las conversaciones te molesta o te apetece invitar a gente a cenar y no hay sitio», dice. Por eso, se decidió a buscar casa propia. Eso fue a finales de septiembre del año pasado, pero los números no le salían a la hora de pagar la hipoteca de una vivienda de segunda mano en Ciutat. En diciembre tiró la toalla y dejó de buscar, pero ahora, tras dos meses de confinamiento y teletrabajo, se ha decidido a ampliar sus miras y salir de la capital palmesana. Ya ha visto tres pisos prometedores, todos con balcón y luminosos, que en Palma le costarían entre 15.000 y 30.000 euros más, dependiendo de la ubicación. Ahora espera la respuesta del banco para hacer una oferta en firme a los propietarios.

La pandemia del coronavirus ha trastocado todo, también a la hora de buscar vivienda. Los expertos lo dejan claro, el mercado inmobiliario cambia, y las prioridades de los compradores también. Los precios, tanto de compra como de alquiler, bajarán mínimamente; se incorporarán más pisos al mercado del arrendamiento, hasta ahora destinados a turismo vacacional, por la incertidumbre en el sector turístico; las viviendas con balcón, terraza o jardín y mucha luz natural refuerzan su condición de producto estrella; y adquiere mas atractivo la Part Forana, al haber más oferta y precios asequibles. Sito Palmer, presidente de la Asociación Balear de Servicios Inmobiliarios (ABSI), estima que la búsqueda de vivienda fuera de Ciutat ha aumentado en poco más de un mes un 40 por ciento: «La gente que nunca pensó en irse del centro de Palma ve la situación con otros ojos. Y el miedo a un rebrote en otoño del coronavirus y un nuevo confinamiento les está haciendo buscar opciones en localidades como Consell, Binissalem o Llucmajor, bien comunicadas por carretera con Palma, con viviendas con espacios abiertos y con precios más razonables que en la capital palmesana», enumera el agente inmobiliario.

Los compradores buscan viviendas con terreno en las afueras, incluso en el mismo municipio.

No podemos hablar de un éxodo a la Part Forana, pero sí de un mayor poder de atracción. La mancha de aceite inmobiliaria se extiende más allá de las fronteras de Ciutat.

Época de oportunidades

El último informe de la sociedad de valoración de inmuebles Tinsa señalaba que, de enero a marzo de 2020, Baleares fue la cuarta comunidad con mayor variación interanual (6,2%) y a nivel provincial fue la sexta con una mayor subida de precio y la tercera con el metro cuadrado más caro (2.301 €/m2), por detrás de Guipúzcoa (2.453 €/m2) y Madrid (2.399 €/m2). ¿Esto va a cambiar? Todo indica que no; es más, desde la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Baleares se muestran sorprendidos con lo rápido que se ha reactivado el sector con la desescalada. «Es una época de oportunidades, y la clase media o media alta quiere aprovechar la situación. Hay más oferta, tanto en venta como en alquiler, y la gente ha cambiado su perspectiva. Trabajadores y empresas han descubierto el teletrabajo y la importancia de tener una casa acorde a las necesidades de la familia –señalan desde la API–. Y ven fuera de Palma una opción factible. Y lo estamos notando en viviendas que antes nos quitaban de las manos en un día, y ahora llevan semanas sin visitas. Tenemos un piso en alquiler de dos habitaciones en el Casc antic, reformado y con parking por 1.300 euros que ahora mismo no tiene salida. En diciembre hubiera durado una mañana. La atracción inmobiliaria se traslada fuera del centro, los arrendadores o compradores buscan algo diferente», señalan, al tiempo que lo confirma el presidente de ABSI, Sito Palmer: «Nos ha entrado un piso en venta en la calle Blanquerna de Palma. Hace unos meses sería el producto estrella. No digo que no se vaya a vender, que lo hará, pero tardará más de lo que sus propietarios esperaban», confiesa.

Los compradores postcoronavirus buscan pisos con terraza, más luz natural y alejados del centro, si la economía lo permite.

«Los productos estrella inmobiliarios en Mallorca siempre han sido los áticos, las plantas bajas y los unifamiliares. La percepción social es que las personas que vivían en viviendas de estas características han sobrellevado mejor el encierro que familias con balcones pequeños o sin ellos. Ya durante el confinamiento detectamos más interés por este tipo de viviendas y ahora estamos viendo cómo crecen las visitas», explica Roberto Fiol, gerente de Fincas Fiol, que señala el repunte de las búsquedas en localidades de la periferia de Palma, situadas a 20 minutos, que «permite venir a trabajar en coche, que los hijos sigan estudiando en Palma y, si hubiese un rebrote, se sienten más seguros en estas localidades porque el número de casos ha sido inferior al de la capital palmesana», añade Fiol.

Precios más bajos

Desde la Asociación de Agentes Inmobiliarios de las Islas recuerdan que los precios, si bajan, será a medio plazo. Por el momento, los precios de compra se mantienen y el alquiler solo ha descendido en Ibiza, un 20 por ciento, ya que muchos trabajadores del sector turístico no vendrán a hacer una temporada que se vaticina a medio gas. En Mallorca, en cambio, alquilar o comprar una vivienda sigue costando lo mismo que hace un par de meses. Por eso, la Part Forana parece más interesante. Viviendas con balcón y en buen estado por 600 o 700 euros al mes y con terraza por 900 mensuales. Hay que rebuscar mucho en Ciutat para encontrar cifras así.

Solo hay que echar un vistazo a portales especializados como Idealista, que suma a diario una media de 15 viviendas nuevas a arrendar a largo plazo en la Isla, muchas provenientes del alquiler tipo Airbnb. Pero incluso aquí «los propietarios se muestran cautos –afirman desde la API–. Prefieren tener el piso cerrado y no cobrar nada para esperar a un arrendador fiable y con una nómina segura a alquilárselo a cualquiera», aseguran. Tolo Gomila, presidente de Fevitur, la Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos, resta importancia a este trasvase al alquiler anual y recuerda que los propietarios tienen miedo a los inquilinos morosos y esperan que la temporada turística no sea tan catastrófica como se auguraba hace unas semanas: «Se nota el trasvase en ciudades como Madrid, Barcelona o Sevilla. Pero en Baleares será diferente, quizá algunos propietarios con problemas de liquidez. Pero el mercado no se va a inundar de nuevos pisos», concluye Gomila.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

hereu
Hace un mes

Yo diría que Canarias multiplican por cuatro la superficie de Baleares, por lo cual el terreno no está tan limitado. Por otra parte, habría que estudiar loas ventajas fiscales, propias de Canarias, muy relevantes para la compra de vivienda nueva (IVA, transmisiones, etc.). Por la distancia, además, supongo que hay menos propietarios, residentes en el extranjero, y que encarecen el mercado.

Valoración:menosmas

200.000 ruinas
Hace un mes

el precio de la vivienda no es real, una ruina no vale 200.000 euros.

La policía cobra bien y duerme bien, mientras los especuladores actuan, gracias jueces, políticos y policia, gracias

Valoración:-1menosmas

@Especuladores
Hace un mes

Tengo claro que Canarias son españolas. Pero por alguna razón el precio medio de una vivienda usada allí está en la mitad de una de aquí. O no hay tanta demanda por estar más lejos de Europa, o hay menos gente trabajando, o hay más vivienda o aquí somos más tontos. Pero nuestra realidad es la que es y repito que no todo es especulación. Es que hay mucha demanda. Y que cada uno viva donde quiera y pueda.

Valoración:0menosmas

Especuladores inmobiliarios
Hace un mes

Insularidad sabe usted que Canarias son también islas y también son españolas?. Se ve que no.

Valoración:-5menosmas

Insularidad
Hace un mes

Bueno, pues si en otras partes la cosa está tan barata, ya saben... Aquí el territorio es limitado y al haber mucha demanda, no es barato, pero tampoco imposible. ¿Especulación? ¿quién no quiere sacar el mejor precio posible? Hay lo que hay. A partir de 150000 hay pisos en los que vivir cómodamente. No nuevos naturalmente. // Aina, olvidando las casas de millones, si no conviene ni comprar ni alquilar ¿cómo lo hacemos? // Joan: la insularidad es cara. Comenzando por la comida, la gasolina y la vivienda. Los que vivimos aquí tratamos de adaptarnos. Tienes razón, no vale lo mismo algo en Palma que en Andalucía o Galicia. Pero no es solo especulación, que la hay. Es una fuerte demanda. Y la calidad de vida es buena. Me alegro te vaya bien fuera, pero, pese a todo, prefiero seguir aquí.

Valoración:-6menosmas

Burbuja inmobiliaria 3.0
Hace un mes

Pues eso, seguimos con la burbuja inmobiliaria.

Valoración:8menosmas

Aina Ferragut
Hace un mes

Tant si ets un treballador cualificat o no, no et conve ni llogar o comprar vivenda a Mallorca. Es lo que te internet et dones compta que sa roqueta te uns preus de sa vivenda totalment especulatius i si acabes llogant o comprant vivenda no et quedaran diners per res mes tot s'ho menja sa vivenda. I aixo ho diu es confidencial, el economista, expansion i tota sa prensa económica menys sa prensa local sobre tot UH tot es dia fent publicitat de inmobiliarias o mostrant cases de mes de 2 millions d' euros. UH tots es mallorquins tard o tempra acabaran heredant vivendas que els seus pares varen pagar en 10-15 anys. Molta inmobiliaria hi ha a Mallorca i moltes cauran.

Valoración:6menosmas

Aina Ferragut
Hace un mes

Pujada de preus a sa part forana tant al nucli urba com als disseminats (fora vila) en 3,2,1 YA. I aixo que ja esta cara sa vivenda fora de Palma. Vergonya molta vergonya. Es meu pare fa 40 anys i essent obrer va tenir dos fills i sa meva mare era ama de casa, en 10 anys va pagar sa hipoteca amb un tipus d'interes del 15% i cada any anaven de vacances 1 mes. S'acces a sa vivenda a Mallorca no ha sigut progressiu, mes be tot es contrari. Totalment prohibitiu a no ser que guanyis mes de 2.000 euros nets al mes i sense anar de vacances, sense tenir fills i sense gastar amb oci o consumir tant sols lo imprescindible, creant menys llocs de feina. ¿Aixo es sa Mallorca que volem? Ido continuem pujant o mantenint es preus actuals de sa vivenda i Mallorca sira molt pitjor de lo que ja hi es amb mes okupes, mes robatoris, mes pobressa, menys consum, menys llocs de feina, menys estudis, meyns ganes de traballar,....

Valoración:6menosmas

clio
Hace un mes

Un problema serio es la degradación de los núcleos urbanos en las poblaciones del interior, por ejemplo Manacor o Felanitx, con éxodo de las clases pudientes hacia chalets de su "foravila" o en la costa. Los ayuntamientos tendrían que velar por la mejora de los núcleos, a veces con sectores bastante degradados.

Valoración:5menosmas

Joan Massanet Fuster
Hace un mes

UH va a poner mis comentarios o para variar no lo hará?. Cuando habrá una manifestación en Mallorca en contra de la especulación inmobiliaria seré el primero en ir. Y eso que vivo en Galicia después de comprar un chalet con piscina de 30 metros cuadrados a 10 minutos de la costa 3 habitaciones 3 baños, porche y parcela por 90.000 euros. Si quieren les envío la escritura con el precio de compra. ¿Por qué iré a una manifestación en Mallorca en contra de la especulación inmobiliaria?. Yo tuve la suerte de que la empresa en la que trabajaba en Mallorca (soc mallorquí nascut a Son Dureta al carrer Andrea Doria) tiene delegaciones por toda España por lo que viendo lo que me ahorraba en la vivienda decidí vivir mejor y gastar más en ocio o en mis hijos que no en una vivienda. ¿Por qué pagar por una barra de pan 12 euros si fora de ses illes sa mateixa barra val 1 euro?. Voy más de 4 veces al año a ver a mis padres a Mallorca y también les pago el viaje para que vengan a Galicia cuando quieran

Valoración:19menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2