Pandemia de coronavirus

Bodegas de la Isla se plantean producir menos vino ante la incertidumbre por la restauración

| | Binissalem |

Valorar:
preload
Las medidas de seguridad debido a la pandemia han modificado las rutinas también en la viña. Este año los jornaleros trabajan en hileras alternas de viña.

Las medidas de seguridad debido a la pandemia han modificado las rutinas también en la viña. Este año los jornaleros trabajan en hileras alternas de viña.

Lola Olmo

Las bodegas de Mallorca afrontan con incertidumbre una temporada marcada por el cierre de la planta hotelera y de la restauración debido a la crisis sanitaria generada por la COVID-19. Ante una situación desconocida a la que nunca antes se habían enfrentado ni las más antiguas, la preocupación crece especialmente entre aquellas cuyo espacio puede resultar insuficiente si cuando llegue la próxima vendimia, a finales de verano, sus instalaciones siguen llenas del vino que no se haya podido vender.

«Se acerca otra vendimia y las bodegas están llenas de vino, algunos con fecha de caducidad, como los rosados y otros tipos de blanco; una posibilidad que se baraja es reducir la elaboración de vinos este año limitando la producción de las viñas», explica el presidente de la DO Pla i Llevant, Antoni Bennàssar. Una de las salidas que se plantean es incentivar más que otros años la elaboración de vinos tintos, que permiten una mayor crianza.

Esta opción no es válida para todas las bodegas, depende del espacio disponible para almacenar vino y de las posibilidades de distribución alternativas a la restauración. Para el director de Macià Batle y presidente de la Associació de Cellers de Santa Maria, Ramon Servalls, «cada una deberá tomar sus propias medidas; la viña sigue su curso, y no se puede predecir qué pasará hasta la hora de la vendimia, puede haber un excedente de uva o lo contrario, una plaga o la climatología que la merme, hay que esperar». Quienes probablemente tendrán mayores dificultades para vender su cosecha son los agricultores que cultivan uva para las bodegas, puesto que éstas priorizarán la de sus propios viñedos.

Un año difícil

En lo que sí coinciden las bodegas consultadas es en que será un año complicado. «Padecemos una doble crisis, el cierre de la restauración y el turismo se suma a cierto excedente de vino que ya hay en años normales tras la incorporación de muchas bodegas de capital extranjero», apunta el bodeguero Sebastià Pastor.

Otro factor de consenso entre los consultados es el papel clave que supone en este momento el consumidor local, que representa entre el 20 y 25 por ciento de las ventas en los mejores casos, y solo un 15 % global de todo el vino que se consume en la Isla. «Estamos acostumbrados a años de falta de producción por heladas o granizo, pero ahora lo que hay es falta de consumo; apoyaremos a los restaurantes y clientes en cuanto abran y confiamos en que el consumidor apoye el producto local», explica Oscar Roses, de la bodega José L. Ferrer. Las DO Binissalem y Pla i Llevant, y Vi de la Terra han incentivado el servicio a domicilio y las campañas enfocadas al público local, con unas ventas que crecen moderadamente tras la fuerte caída de marzo.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 4

tanmateix
Hace 4 meses

Antes se vendía más vino mallorquín del que se producía.Ahora es al revés,que cosas...

Valoración:menosmas

Partitillecib@hotmail.com
Hace 4 meses

Me encanta la naturaleza es vida, mientras otros no la respetan

Valoración:4menosmas

Paco
Hace 4 meses

No hay que discutir tanto, al final el consumidor elige. Yo suelo comprar mucho vino en Santa Maria, vi de taula, y realmente está muy bien. Otra cosa es compararlos a un Rioja o Ribera, no hay punto de comparación. O sea, o hacen una reflexión los productores, sobre el precio, o esos excedentes que tienen los van a tener que tirar. No todos somos alemanes, un mallorqui.

Valoración:10menosmas

y con el descuento?
Hace 4 meses

Estas son lad únicas islas del mundo donde los productos locales son más caros que lis importados.

Valoración:13menosmas

@kendu
Hace 4 meses

Perdone pero si paga casi 1 euro por un simple tapón de corcho, eso multiplicado por miles, no es raro deba venderlo caro. Y es porque no controla los costes. Lo siento, pero hay tapones de corcho a patadas por 0.10 ó 0.20 cts. No quiero pensar lo que paga por la botella, cuando las hay a menos de euro...Por lo demás, ponga el precio que quiera. Pero el consumidor no se chupa el dedo. Será por lo que será, pero son caros para el consumidor medio. Y, por supuesto, amigos.

Valoración:8menosmas

Juan Carlos
Hace 4 meses

Menudos sablazos pegan!!!! Viva el vino!!!! Que lo consuman los mallorquines, no sois tan patriotas y queréis echar a los que os Dan de comer de la isla. Pues hala para vosotros vuestro vino.

Valoración:5menosmas

Flip
Hace 4 meses

Els vins de Mallorca son molts bons, pero molt cars, si teniu el magatzem ple, devallau els preus i en comprare mes.

Valoración:15menosmas

frit
Hace 4 meses

Hasta el vino "Binissalem" marca blanca que venden algunas grandes superficies cuesta más que un Rioja apañadito.

Valoración:20menosmas

Kendu
Hace 4 meses

@kendu, en mi bodega no se puede vender el vino a 5 euros. Solo el corcho ya cuesta casi 1 euro. El vino no es una plantación de lechugas donde puedes sacar varias producciones al año. Las bodegas se la juegan todo a una cosecha al año, con la que tienen que hacer vino para vender todo el año. Si vendemos el vino a más de 10 euros no es por gusto. Y al menos yo no me estoy haciendo rico.

Valoración:-8menosmas

Garrafón
Hace 4 meses

Osea que reducirán la imporración de vino de Cariñena.

Valoración:10menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 4