El paseo de Cales de Mallorca quedó totalmente impracticable tras la borrasca ‘Gloria’. Las grandes olas provocaron daños en la infraestructura que han obligado al Ajuntament a cerrarla al público. La reparación empezará, previsiblemente, esta próxima semana. | Maria Nadal

13

El Ajuntament de Manacor lo tenía todo listo para poder empezar las obras de urgencia en el paseo marítimo de Cales de Mallorca el pasado 30 de marzo, pero el real decreto mediante el que se suspendieron todas las actividades no esenciales debido a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, obligaron a suspender cualquier actividad en la infraestructura, que fue gravemente dañada por la borrasca ‘Gloria’.

El Ajuntament de Manacor realizó los trámites de adjudicación de las obras por vía de urgencia para llevar a cabo la recuperación del espacio, que es totalmente intransitable. La regidora d’Urbanisme, Núria Hinojosa, explica que «adjudicamos las obras a la empresa Melchor Mascaró y estaba todo preparado para iniciar los trabajos el lunes 30 de marzo. El domingo se publicó el real decreto que impedía las actividades no esenciales y apostamos por no empezar y poner en riesgo a los trabajadores». Para realizar esta actuación, el Consistorio tiene un presupuesto estimativo de 395.000 euros.

Complejidad
La edil Hinojosa cree que las obras se empezarán en los próximos días, después de que se haya levantado el real decreto, y añade que el tiempo de ejecución es de unos tres meses. «La orografía del terreno es muy complicado y los operarios se tendrán que colgar con arneses para poder realizar las obras. No es un trabajo ordinario», dice.

Las actuaciones consistirán en la reconstrucción de los muros de piedra, las barandillas de madera y la consolidación de las instalaciones de alcantarillado.

Paralelamente, el Consistorio manacorí también ha adjudicado las obras para reparar el paseo de ses Coves Blanques de Porto Cristo. En este caso, las actuaciones consistirán en la reparación del muro de apoyo del paseo, la reconstrucción del pavimento, previa demolición del existente, la sustitución de la barandilla y la reposición del sistema de alumbrado público. Estas obras también tienen un plazo de ejecución de tres meses y cuentan con un presupuesto estimativo de 290.000 euros.

Sobre la reserva de presupuesto, la regidora Núria Hinojosa puntualiza que «se ha hecho una reserva estimativa para las dos obras porque se han adjudicado por vía de urgencia y sin un proyecto previo, tal y como permite la ley de contratos del sector público». De esta manera, el coste real de ambas actuaciones no se conocerá con exactitud hasta que se terminen las reformas.

Ambos paseos fueron fuertemente dañados durante el temporal ‘Gloria’, que azotó el Llevant de Mallorca el pasado mes de enero. La mejora de las infraestructuras irá a cargo del Ajuntament, después de que el Gobierno central anunciara que no repararía las zonas afectadas.