Pandemia de coronavirus

Una avería en la línea telefónica siembra el caos en el centro de salud de Lloseta

| Lloseta |

Valorar:
preload
Los pacientes que llaman al número fijo del centro de salud de Lloseta escuchan un mensaje avisando de que el número marcado no está operativo.

Los pacientes que llaman al número fijo del centro de salud de Lloseta escuchan un mensaje avisando de que el número marcado no está operativo.

Redacción Part Forana

El personal médico y los pacientes del centro de salud de Lloseta se han enfrentado desde hace tres semanas a una situación «caótica» con constantes averías en la línea fija de atención telefónica a la que en teoría deben llamar los llosetins para reducir las visitas al centro y el consiguiente riesgo de contagio del coronavirus.

El teléfono fijo empezó a fallar hace tres semanas y desde el domingo dejó de funcionar por completo de modo que las visitas presenciales se han disparado poniendo en riesgo la salud de personal y de la población, explican fuentes sanitarias. Aunque este miércoles ya se ha solucionado la avería.

Ante el desbordamiento de la situación el alcalde de Lloseta, Chema Muñoz (PSOE) facilitó a los sanitarios el teléfono móvil que hasta ahora llevaba el jefe de la brigada, concretamente el 629 62 75 88. La «solución» provoca situaciones «esperpénticas», según fuentes del personal de emergencias. «Se reciben todo tipo de llamadas para notificar averías y problemas que debe resolver la brigada», dicen.

Polémica

En plena crisis sanitaria el alcalde Chema Muñoz evita entrar en polémicas con la Conselleria de Salut. «Lo que me piden los sanitarios lo estoy dando, hacemos todo lo que podemos para ayudar», dice.

Muñoz confirma que el Ajuntament ya ha encargado unas mamparas para su instalación en la zona de recepción del centro de salud local lo que permitirá proteger al personal ante el aumento de consultas presenciales que se ha detectado.

Cabe recordar que los centros de salud de Balears siguen los protocolos dictados por Salut en virtud de los cuales los pacientes que precisan atención médica no deben desplazarse a sus respectivos centros de salud sino llamar por teléfono para comunicar los síntomas que presentan o si necesitan algún tipo de medicación. Unos minutos después los pacientes reciben una llamada de un médico en sus domicilios que les da las indicaciones precisas.

En el caso de Lloseta los facultativos se ven obligados a utilizar sus teléfonos personales para contestar a algunas de las llamadas para no saturar la única línea operativa móvil a la que ya le basta con recibir las llamadas destinadas al jefe de la brigada. Vecinos del municipio aún desconocen que se ha habilitado el teléfono móvil provisional de atención telefónica y tras escuchar un audio que avisa de que el número marcado no está operativo acaban desplazándose hasta la instalación sanitaria para ser atendidos. El personal avisa de que están «al límite».

Ultima Hora contactó este martes con la Conselleria de Salut para conocer su versión sobre lo que acontece en Lloseta, a qué se debe la avería y qué soluciones hay. Salut aseguró que la compañía telefónica trabaja a diario para solucionarlo aunque se repiten las incidencias.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

jovellanos
Hace 6 meses

De manera más general, hay un problema irritante con las llamadas procedentes del hospital. El paciente o ciudadano las puede recibir, pero no puede devolverlas. ¿Por qué es tan difícil tener un acceso telefónico a los departamentos del Hospital?

Valoración:1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1