Zona catastrófica. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se desplazó el pasado jueves hasta Cala Rajada para comprobar de primera mano los daños causados por la borrasca ‘Gloria’. Allí se comprometió a declarar los municipios como zonas gravemente afectadas y a agilizar las ayudas. | T. Ayuga

6

Manacor, Son Servera, Felanitx, Capdepera, Sant Llorenç, Santanyí, Pollença y el departamento de Carreteres del Consell de Mallorca han cuantificado los daños que provocó el paso de la borrasca ‘Gloria’ en las infraestructuras públicas en más de 11,2 millones de euros. Esta es la información que se entregó ayer a Delegación de Gobierno para que el Consejo de Ministros de hoy la revise y empiece a tramitar las ayudas que prometió el presidente Pedro Sánchez durante su visita a Cala Rajada del pasado jueves. El gobierno declarará el Llevant como zona gravemente afectada.

Los municipios más afectados son Capdepera y Manacor. En el primer caso, ‘Gloria’ arrasó con el paseo marítimo de Cala Rajada, el paseo de Cala Gat y las playas hasta el punto de hacerlas impracticables. Estas zonas están cerradas al acceso público y el Ajuntament de Capdepera ha estimado que los daños superan los 4,6 millones de euros. En Manacor, los núcleos como Porto Cristo, Cales de Mallorca y s’Illot también sufrieron graves daños en las áreas públicas y los técnicos municipales los han cuantificado en 3,9 millones de euros. Los daños en los caminos públicos no se han contemplado porque se arreglarán con medios propios del Ajuntament.

Estimación

En el resto de localidades, el temporal impactó en menor medida y no provocó daños tan cuantiosos como es el caso de Sant Llorenç (938.700 euros); Santanyí (600.000 euros); Felanitx (61.250 euros); Pollença (475.000 euros) y Son Servera (108.000 euros), aunque sí dejó playas y zonas públicas en muy mal estado. El Consell hizo público que la mejora de la carretera de Alaró a Orient costará 536.000 euros.

La preocupación de los responsables políticos se centra en la inminente llegada de la temporada turística. Con el objetivo de agilizar los trámites, el Ajuntament de Sant Llorenç celebró ayer un pleno extraordinario para instar el Gobierno central a que incluya la regeneración de la playa de Cala Millor como obra de emergencia por los daños causados por el temporal. Por su parte, en Felanitx, fuentes municipales indicaron que la cantidad que se ha estimado por los daños causados por la borrasca se pueden incrementar notablemente porque no se han incluido las regeneraciones de las playas de Cala sa Nau y Cala Serena.

El Consejo de Ministros de hoy decidirá las ayudas pertinentes que se destinarán a las zonas gravemente afectadas por ‘Gloria’. Cabe destacar que a estas cantidades que los ayuntamientos han remitido a Delegación de Gobierno aún se les deben sumar los daños que han padecido las propiedades privadas. Las casas y hoteles de primera línea de Cala Marçal o s’Illot fueron las más afectadas.