El Ajuntament de Lloseta ha instalado carteles en el acceso a la zona recreativa prohibiendo hacer fuego.

8

El Ajuntament de Lloseta ha prohibido hacer fuego en el área recreativa de Sa Comuna, zona habitual de «torradas» equipada con mesas, bancos y barbacoas de obra. La prohibición se prolongará hasta que termine de reparar el mobiliario destrozado por incívicos el pasado mes de octubre, trabajos que se aprovecharán para la construcción de nuevas parrillas de obra.

«Las zonas habilitadas para hacer fuego y torrar son antiguas y no se adaptan a la normativa, puesto que están a nivel del suelo y Protección Civil nos ha aconsejado que tienen que ser barbacoas elevadas y de unas dimensiones determinadas», señala la teniente de alcalde, Margalida Villalonga (PSOE).

Está previsto construir las nuevas barbacoas en las próximas semanas al tiempo que se ha encargado la limpieza de los restos de mesas y bancos que fueron destrozados en los actos vandálicos del pasado otoño. El Ajuntament no tiene intención de sustituir este mobiliario, «porque los bancos y mesas que están en buenas condiciones son suficientes», añade Villalonga. Pero sí se ha encargado la retirada de los hierros que sujetaban las tablas de madera arrancadas por los incívicos, para evitar que los usuarios se puedan hacer daño.

Nueva rotulación

La previsión del Ajuntament de Lloseta es que en febrero se pueda restablecer la normalidad y se pueda volver a hacer fuego en las tres nuevas barbacoas. Además se instalará una nueva rotulación con las indicaciones para los usuarios de esta zona de acceso peatonal libre.