Una de las señales comenzó a pintarse este jueves en el Col·legi Beata Francinaina Cirer. | Juanjo Roig

6

Las principales zonas escolares de Inca verán limitada la velocidad de los vehículos que transiten por ellas a 20 kilómetros por hora.

El objetivo de esta medida persigue «mejorar la movilidad en las calles colindantes con los centros educativos, además de incrementar la seguridad de los peatones», según explica el regidor de Seguretat Ciutadana, Sebastià Oriol.

De esta forma se pretende «generar un entorno más confortable y facilitar el desplazamiento de las familias que optan por dirigirse a pie a los colegios de Inca», subraya Oriol.

Este jueves comenzaron las tareas de señalización en todas las calles afectadas por estas nuevas restricciones y se prevé que acaben en breve. Todos los centros educativos ubicados en el centro de la ciudad contarán con la nueva señalización horizontal, así como en el IES Berenguer d’Anoia, el CEIP Ponent y el colegio Beata Francinaina Cirer.

El alcalde de Inca, Virgilio Moreno, destaca que «continuamos dando pasos para mejorar la movilidad en Inca y garantizar la seguridad de los peatones, en especial en las zonas escolares. Esta limitación de velocidad es una medida muy demandada tanto por las AMIPAS de Inca como por la plataforma Vianants Inca».