El Molí d’en Cusseta y su red de acequias, que se encuentran situados en Búger, fueron restaurados en 2007. | Elena Ballestero

El sistema hidráulico de acequias y molinos que recorre Inca, Selva y Búger podrían volver a ser declarado Bé d’Interès Cultural, en categoría de monumento, por parte del Consell de Mallorca después de que el Ajuntament d’Inca haya realizado la petición para que se inicien los trámites.

En marzo de 2015, el pleno del Consell de Mallorca anuló el estatus BIC de esta infraestructura que se había concedido en 2010 por un defecto de tramitación del procedimiento a la hora de notificar el expediente a algunos propietarios. Tanto Selva como Búger aprobaron por unanimidad en 2017 la solicitud al Consell para recuperar la categoría BIC, pero desde los servicios jurídicos de Patrimoni Històric del Consell dejaron sin efecto ambas peticiones porque no se había respetado el plazo de tres años establecido por la ley para volver a reclamar el BIC. Por ello, el alcalde de Inca, Virgilio Moreno y el regidor de Patrimoni, Andreu Caballero, invitan a los ayuntamientos de Selva y Búger a unirse a la iniciativa mediante una nueva aprobación en sus plenos de la solicitud pertinente.

Acequia principal

El sistema hidráulico de Inca, Selva y Búger es un complejo datado en el siglo XIII y con posteriores reformas que está integrado por una acequia principal que recorre 3.480 metros y que incluye una serie de canales anexos, esclusas y losas que permitían el funcionamiento de una hilera de seis molinos de agua. Estos son el Molí de N’Eufrasina, d’en Cusseta, de sa Torrentera, de can Barraca, de Cas Pobil y de sa Rata. El de sa Torrentera está ubicado en Inca y resalta porque es el único molino de Mallorca que cuenta con una clastra.

A lo largo del circuito se encuentran también otros elementos singulares relacionados con estos sistemas como son norias de agua, acueductos y fibles que servían para regar las tierras y los huertos próximos. Entre ellos destacan los puentes de Son Perellonet y el de sa Torrentera así como la sínia de Can Queto y sus canales de riego.

El acuerdo del pleno de Inca para solicitar la declaración BIC del sistema hidráulico que afecta a los tres municipios ha sido remitido al Departament de Presidència y al de Cultura, Patrimoni i Política Lingüística del Consell de Mallorca.