Explican que se pidió acceder al expediente y «aunque la solicitud se hizo en julio, no ha tenido respuesta hasta noviembre y justo unas días después las máquinas han empezado a mover tierras». | GOB

2

El Grupo de Ornitología Balear (GOB) ha informado este martes que estudiará si el proyecto de urbanización de Can Mas en Bunyola «se ajusta a la legalidad» mediante el análisis del expediente de licencia del ayuntamiento del municipio dio a principios de 2019.

Según han explicado en una nota de prensa, desde que unos jóvenes constituyeran el colectivo 'Salvem Can Mas', el GOB ha intentado acceder al expediente y «aunque la solicitud se hizo en julio, no ha tenido respuesta hasta noviembre y justo unas días después las máquinas han empezado a mover tierras».

Desde el GOB han alertado de que el expediente de licencia «genera dudas porque Bunyola estaba afectada por una suspensión de licencias después de la aprobación inicial de la modificación del Plan General».

El proyecto en cuestión se trata de una promoción de 36 viviendas y, sobre ello, han determinado que «está claro que este es un caso más de urbanizables previstos en muchos planteamientos municipales que ahora se desarrollan, no por necesidad, sino en un sentido puramente especulativo».

«Volvemos a vivir un nuevo 'boom' de la construcción. Los entornos de más privilegiados y la Serra de Tramuntana, entre los que más vuelven a estar sometidas a una gran presión urbanística», han criticado.