Los bomberos y la brigada precintaron toda la plaza. | Redacción

3

La brigada municipal y los bomberos de Mallorca acordonaron este viernes la Plaça Major de Caimari por motivos de seguridad al detectar que la zona más próxima al parque infantil se está hundiendo.

El alcalde de Selva, Joan Rotger, explicó este viernes que «en los dos últimos días habíamos observado un socavón en la parte asfaltada de la plaza, junto al parque infantil y llamamos a los bomberos para comprobaran la situación. Junto con los miembros de la brigada municipal han entrado en el aljibe que hay justo bajo la plaza y han visto que hay peligro de hundimiento».

Ante esta situación, la plaza ha quedado completamente precintada y varias señales avisan del riesgo y prohíben expresamente el acceso.

El aljibe de debajo de la plaza mide 15 metros de largo y 6 de ancho y tiene una profundidad de 7 metros. «También está precintada la zona infantil. Pedimos a los usuarios que hagan caso de las advertencias de la Policía Local y no accedan al recinto», dice el alcalde Rotger a la espera de que los técnicos determinen cómo actuar a partir de ahora ante esta situación.