Tormenta mortal en Sant Llorenç

Las casas vuelven a la normalidad con un reparto «injusto» de las ayudas públicas

| Sant Llorenç |

Valorar:

Un año después de la gran torrentada que afectó al Llevant de Mallorca, nadie en la zona ha olvidado ese desastre meteorológico. Aún así, donde hace 365 días había barro y muebles arrasados por la riada, hoy hay casas reformadas (algunas de ellas gracias al esfuerzo de los propietarios) y negocios completamente nuevos, que sí han obtenido ayuda de las administraciones.

Un ejemplo de recuperación es la casa de la madre de Jaume Salas. La imagen de su salita de estar, con dos hombres sentados comiendo un bocadillo en medio del barro, se convirtió en un icono de la torrentada.

Actualmente, la misma sala está completamente reformada, al igual que el resto de la casa, gracias al esfuerzo de los propietarios. Salas habla claro cuando dice que «el reparto de las ayudas no ha sido justo» y añade que «los criterios se basaron en las rentas de las personas afectadas y algunos vecinos han salido perjudicados. Solo queríamos recuperar lo que teníamos».

En la otra cara de la moneda se encuentra la propietaria del estanco Ca na Pisca, Lali Cardona. Su negocio fue uno de los más afectados pero la restauración del establecimiento ha sido total. «El seguro y la línea de subvenciones que habilitó la Conselleria d’Indústria i Comerç nos ha cubierto toda la reforma y el material», según indica Lali, que añade que «las subvenciones llegaron muy rápido».

Mirando al futuro

Los afectados por la riada recuerdan perfectamente ese día pero Lali Cardona tiene claro que «tenemos que seguir hacia adelante». Aún así coincide con Jaume Salas en que la mala experiencia de la torrentada de Sant Llorenç tiene que servir para que se adopten medidas para minimizar sus efectos.

«Tenemos que aprender a convivir con la geografía del pueblo. Sabemos que la torrentada puede volver a pasar, pero no sabemos cuándo, por eso es tan importante la prevención», opina Lali Cardona. En este sentido también habla Jaume Salas: «Se deben tomar medidas para paliar los efectos de una nueva torrentada para que el agua no alcance la altura que alcanzó hace ahora un año».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Perico V
Hace 10 días

Si existe esa estadística, me gustaría conocer el porcentaje de familias y/o negocios, que tenían contratado un seguro de hogar o negocio. Y me gustaría conocer el trato e indemnizaciones recibidas tras la catástrofe. Es que es muy habitual acordarse de Santa Bárbara cuando truena. Eso, independientemente de las ayudas que suelen acompañar esos estragos y las donaciones voluntarias que siempre deben ser agradecidas.

Valoración:menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1