El retraso en la tramitación de licencias es un problema de hace años. | Guillem Mas

29

Un total de 864 peticiones de licencia de obra mayor, que se han registrado en el Ajuntament de Manacor, están pendientes de disponer del perceptivo informe técnico, ya sea por parte de los trabajadores municipales, del Govern o del Consell de Mallorca. Algunas de estas peticiones de obra mayor esperan el informe desde hace dos años.

Esta situación provoca que el departamento de Urbanisme de Manacor no dé a basto en la tramitación de permisos. La regidora de Urbanisme en Manacor, Núria Hinojosa, explica que «el departamento está totalmente infradotado de personal y esta situación provoca quejas vecinales por lo que es de imperiosa necesidad reestructurar el departamento para dar solución a todos los trámites, que son muchos y complicados».

Aún así, la edil también apunta al Govern y al Consell como culpables en el retraso de la concesión de licencias de obra mayor. «Las administraciones supramunicipales tardan una media de un año en conceder las licencias y esta situación aún provoca más retrasos», según Hinojosa.

La edil socialista cree que «si se nos permitiera dotar el departamento de Urbanisme de más personal y se nos dieran las competencias necesarias para poder informar todas las peticiones de licencia de obra, la tramitación sería mucho más rápida». Actualmente, una licencia de obra mayor que no tiene deficiencias se informa en un plazo de entre 4 y 6 meses «pero el problema, también, es que muchos proyectos se registran con errores que tienen que resolver los mismos promotores. Este hecho también provoca grandes retrasos en la tramitación de los permisos».

Deficiencias en los proyectos

El 80 % de proyectos que se registran en el Ajuntament de Manacor presentan deficiencias. La regidora de Urbanisme, Núria Hinojosa, apunta a este hecho como una causa más que provoca el retraso en la concesión de licencias y que se suma a la falta de personal y al retraso del Consell y Govern. Actualmente, hay 337 expedientes pendientes de subsanar las deficiencias por parte de los promotores, mientras que los técnicos municipales tienen 125 peticiones en lista de espera para ser revisadas después de que los redactores del proyecto lo hayan enmendado.