Imagen de la finca pública de Raixa, en Bunyola. | ARCHIVO

15

El departamento de Medi Ambient del Consell de Mallorca abrirá un refugio en la finca pública de Raixa. Con ello, la institución insular quiere potenciar la ruta de Pedra en Sec de Bunyola a Alaró. Así lo explicó ayer la consellera de Sostenibilitat i Medi Ambient, Aurora Ribot, quien aseguró que ubicar un nuevo refugio en Raixa es «apostar por una de las fincas más emblemáticas de Mallorca».

El refugio no estará ubicado en la casa principal, sino en las dependencias de las cases de l’amo y tendrá una capacidad para 50 personas. Desde el Consell aseguran que este edificio está ahora en desuso, por lo que supondría revitalizar también la finca pública. De momento, Medi Ambient tiene previsto publicar un concurso de ideas para adecuar estas casas que, cabe señalar, están en un entorno catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC).

El proyecto del refugio de Raixa no es el único albergue de estas características que el Consell tiene previsto poner en marcha esta legislatura. El departamento de dirige Aurora Ribot también tiene previsto otro nuevo refugio en Galatzó. «El objetivo es ampliar la red empezando por Galatzó que es la ruta de entrada a las excursiones de la Pedra en Sec», remarca la consellera. En el caso de Galatzó, el Consell está a punto de licitar las obras.

El objetivo es ampliar la red de albergues y añadirlos a los que actualmente se ofertan en la ruta senderista de la Pedra en Sec GR 211: Can Boi, Muleta, Tossals Vells, Son Amer, Pont Romà, Castell d’Alaró, Son Tries y Coma d’en Vidal.