El alcalde de Búger gobernará en minoría hasta que la ejecutiva de Més decida su futuro

| Búger |

Valorar:
preload
Un momento del pleno celebrado en Búger.

Un momento del pleno celebrado en Búger.

08-07-2019 | Elena Ballestero

El alcalde de Búger Pep Lluís Pons (Més), investido contra todo pronóstico el 15 de junio con los votos del PP pese a ser el PSOE la lista más votada, seguirá gobernando en minoría con tres regidores, al menos hasta que la ejecutiva de Més per Mallorca decida su futuro.

«Soy una persona de partido y tendré en cuenta a la ejecutiva. No me gusta tomar decisiones en solitario», dijo este lunes Pons tras invitar al resto de formaciones (PSOE y PP) a integrarse con Més en la Junta de Gobierno municipal.

El portavoz del PSOE, Pere Torrens, que hasta ahora había sido muy crítico con la elección del que considera como un «alcalde ilegítimo» contuvo este lunes su discurso evitando cualquier palabra que pudiera ser interpretada (como ocurrió en la investidura) como un insulto hacia sus rivales políticos.

«No aceptaremos una huida hacia adelante por tu parte. No deberías ser el alcalde y hace tiempo que deberías haber tomado una decisión, no lo has hecho y sigues tirando hacia adelante», dijo literalmente el socialista Pere Torrens dirigiéndose a Pons.

El PSOE rechazó expresamente la oferta del alcalde para integrarse en la Junta de Gobierno mientras que el portavoz del PP, Rafel Reus, no quiso pronunciarse al respecto.

El pleno de este lunes por la noche, de máxima expectación tras lo vivido en la investidura de Pons y en los momentos posteriores, deja entrever lo que puede pasar si finalmente Pep Lluís Pons decide continuar en el cargo.

El gobierno de Més con solo tres concejales frente a los seis que suma la oposición (cuatro del PSOE y dos del PP) queda en manos del PP que este lunes apenas intervino en sus turnos de palabra y dividió su voto.

El portavoz Rafel Reus, votó con el gobierno todos los puntos mientras que su número dos, Coloma Capó optó por la abstención en la mayoría de los casos lo que permitió sacar adelante la constitución de la junta de gobierno y la delegación de competencias a la misma con el voto de calidad del alcalde.

Los socialistas por su parte dejaron claro que están en la oposición votando en contra de ambas propuestas y absteniéndose en otros puntos del orden del día. Solo las dietas (los regidores y concejales cobrarán lo mismo que hasta ahora por la asistencia a plenos y comisiones), la elección de las fiestas locales (29 y 30 de junio) y la constitución de la Comisión Informativa se aprobaron por unanimidad.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.