Los actos han tenido un recuerdo especial para el desaparecido Pere A. Pascual. | Curro Viera

0

La celebración del primer siglo de Son Macià ha tenido este sábado su día grande. Sobre las 18:30 los actos han comenzado con el descubrimiento de una placa conmemorativa en la plaza del Centre Cívic.

El escritor Tomàs Garau ha sido el encargado de presentar el acto y ensalzar con sus palabras la historia de un pueblo que, pese a no tener más de 800 vecinos, vive un intenso sentimiento de comunidad.

Acto seguido el alcalde de Manacor, Miquel Oliver, ha dirigido a los presentes sus palabras de enhorabuena. La placa, que marca este primer centenario en la memoria de sus habitantes, fue descubierta por Xisco Manresa, de 99 años. Se trata, junto a Margalida Nicolau, Maria Capó, Pràxedis Nicolau y Francisca Adrover, de los 5 vecinos más longevos del pueblo y como tales recibieron un plato de cerámica en reconocimiento por ser la memoria viva de Son Macià.

Acto seguido todos los presentes en el acto se han desplazado a la plaza de la Església para hacerse juntos una gran foto de familia como protagonistas de esta efemérides. Un dron ha sobrevolado la plaza y ha realizado también tomas de este hecho.

Nota triste

Ha habido también en la tarde de este sábado lugar para el recuerdo de Pere Antoni Pascual, fallecido el jueves pasado. Pascual fue presidente de la Asociación de Vecinos y miembro de la comisión que ha organizado todos los actos del centenario. Miembro muy activo de la comunidad, todos los participantes tuvieron palabras de cariño y recuerdo hacia su figura.

En las próximas fiestas se organizará algún acto en su memoria, aún por concretar.