La depuradora de la Platja de Muro, junto al parque natural de s’Albufera

11

La entidad Ecologistas en Acción castiga este año con la ‘bandera negra’ las playas del municipio de Santa Margalida y Andratx. Así se contempla en el informe anual que redacta la confederación de más de 300 grupos ecologistas de diferentes puntos de España y en el que pone de manifiesto la mala gestión y los problemas de contaminación que existen en algunos puntos del litoral.

En el caso de Santa Margalida, Ecologistas en Acción apunta a que el mayor problema de contaminación proviene de la falta de un sistema de depuración correcto. El organismo recuerda que «la depuradora de Son Bosc, la única que existe en la zona, data del año 1990 y da servicio a los núcleos de la Platja de Muro y Can Picafort, pero carece del tratamiento terciario necesario para poder cumplir con la normativa de vertidos en las bahías». Debido a este mal funcionamiento, los efluentes contaminan la zona húmeda de s’Albufera, debido a filtraciones y averías, y la propia bahía de Alcúdia, con las aguas que se filtran hacia el mar por la zona de Son Bauló.

El organismo ecologista critica que el Ajuntament de Santa Margalida lleve años oponiéndose «a la construcción de la nueva depuradora en su término municipal, que permitiría un tratamiento terciario de las aguas y así poder cumplir con la normativa» y continúan indicando que la situación provoca que «el exceso de materia orgánica es especialmente dañino en las bahías porque tienen menor capacidad de renovación de sus aguas siendo más acusado en los primeros 15 metros de profundidad de la costa, que es la que usan los bañistas».

En el caso de Andratx, Ecologistas en Acción apunta a la construcción del mega complejo hotelero en Camp de Mar como el causante de la mala gestión ambiental de la zona costera. La entidad apunta a que el nuevo complejo «se extenderá a lo largo de 40.000 metros cuadrados, dispondrá de 600 plazas turísticas, 13 piscinas, cinco restaurantes y un gimnasio», y aseguran que su construcción «constituye un hito más de la desbocada turistificación que se está produciendo en las Illes Balears».

Paradójicamente, estos dos municipios también cuentan con la bandera azul. En Andratx se ha otorgado el distintivo de calidad a Sant Elm. En Santa Margalida lo tienen las playas de Can Picafort, Son Bauló y Son Serra.