Pep Lluís Pons, nuevo alcalde de Búger. | Elena Ballestero

4

Dos días después de ser investido alcalde de Búger contra todo pronóstico con los votos del PP, en el rostro de Pep Lluís Pons (Més) la cara de drama inicial deja paso a una ligera sonrisa dubitativa. Pide tiempo hasta después de las Fiestas de Sant Pere para decidir si presenta su renuncia, sabiendo que fue Pere Torrens (PSOE) el candidato más votado en las urnas.

Lo que ocurrió el sábado en Búger fue ¿un drama alegre o un alegre drama?

—Pasada la sorpresa y el drama inicial de ser alcalde con los votos del PP, tengo que decir que hoy veo una parte de alegría, la que me ha dado ver la respuesta de la gente que me ha arropado hoy mismo (por ayer) al entrar en el Ajuntament. El calor de la gente me hace ver las cosas desde otra perspectiva.

¿Dimitirá?

Noticias relacionadas

—El sábado llegué a pensar en renunciar en ese momento. Lo lo hice por la actuación del candidato del PSOE, Pere Torrens, y del alcalde Rafel Capó y su oleada de insultos que terminó como terminó... Tenía pensado renunciar el mismo día pero, visto lo visto, no quise decidir en caliente. Tengo pensar qué es lo mejor para el pueblo.

¿Cuánto tiempo necesita?

—Arrancan las Fiestas de Sant Pere y no es el momento de desviar el foco. Necesitamos pensar en el pueblo, un pueblo que se merece poder disfrutar de las fiestas. Habrá una decisión firme y contundente por parte nuestra. Tengo que decir y antes la compartiré con Més a nivel regional.

¿Alguna opción queda descartada de entrada? ¿Gobernará con el PP?

—No. Tengo unas convicciones ideológicas claras y de ahí el duelo. No hay pacto, de ninguna forma. Puedo llegar a acuerdos puntuales por el bien del pueblo porque somos personas, pero gobernar conjuntamente... No puedo.

¿Y con Pere Torrens (PSOE), el candidato más votado?

—Tampoco, ni con él ni con el Rafel Capó. Por eso presenté mi candidatura el sábado, porque no quería hacerle alcalde por omisión. Me presenté convencido de que saldría alcalde Pere Torrens y le tendería mi mano para lo que fuera positivo para el pueblo.

El portavoz del PP está dispuesto a volver a repetir su voto aunque usted renuncie. Así que no cabrán las caras de sorpresa. Si Més volviera a presentar candidatura lo haría a sabiendas de que el escenario se puede repetir.

—Si renuncio como alcalde voy a dimitir como regidor. Lo que haga el partido será el partido quien lo haga. No estoy dispuesto a revivir este circo vivido el sábado.

¿Búger necesita un cambio?

—Sí. Necesita sobre todo un cambio de actitud. De la actitud del Ajuntament hacia las personas. Hay que respetar a la gente con independencia de cuál sea su color político.