Tanto agentes del servicio de Bienestar Animal, como de la Policía Local de Calvià vienen desplegando una campaña de control, con el objetivo de comprobar que los propietarios de animales de compañía cuentan con toda la documentación que prescriben las normativas municipal y autonómica. | Ultima Hora

22

Cuarenta y nueve propietarios de mascotas (mayoritariamente perros) han sido multados en Calvià por no cumplir con las prescripciones de la ordenanza de Bienestar Animal aprobada en el último tramo de la legislatura que concluye. Todo ello, sin perjuicio de las actas policiales pendientes del inicio de expediente sancionador, señalan fuentes del Ajuntament.

Si bien el número de sanciones impuestas por tener animales sueltos en zonas no habilitadas sigue siendo alto, destacan sobremanera las multas por molestias a vecinos derivadas de los continuos ladridos de perros abandonados durante largas horas en el interior de domicilios.

Por otro lado, las líneas de trabajo desarrolladas en el marco de la mencionada normativa municipal han ido estos meses encaminadas a la mejora de la gestión del centro municipal de acogida de animales, a campañas de tenencia responsable y cumplimiento de la ordenanza, campañas de identificación y castración de animales, gestión de las colonias ferales (mediante el registro de colonias y de sus cuidadores) y mejoras de los parques de ocio canino.

En relación a las labores de gestión e inspección en el ámbito de las competencias municipales en Bienestar Animal, se incluye también la recogida de animales vagabundos y abandonados, así como el cuidado y mantenimiento de los animales en las instalaciones del centro de acogida de animales. En estas instalaciones se han realizado mejoras en los últimos años, como la colocación de toldos en las zonas de los patios para dar sombra a los perros. El volumen de trabajo que soporta esta instalación es considerable. Durante el año 2018 fueron acogidos en la perrera municipal un total de 194 canes, de los que un 11 por ciento fueron cedidos por sus propietarios y el 89 por ciento restante fueron animales recogidos y/o encontrados en la vía pública. De todos ellos, aproximadamente un 25 por ciento, fueron animales sin identificar, incumpliéndose así, tanto la normativa autonómica, como la ordenanza municipal.#Aspecto este último que demuestra que hay que seguir realizando esfuerzos en campañas de concienciación entre los ciudadanos, advierten desde el Ajuntament de Calvià.

Adopción

De todos los animales que ingresaron en la perrera, el 70 por ciento fueron recuperados por su propietario, el 20 por ciento cedidos u adoptados por la Fundació SOS Animal, y un 10 por ciento fue de los perros fueron adoptados directamente desde las instalaciones municipales.

Fuentes del Consistorio calvianer aseguran que el «objetivo fundamental» del servicio de Bienestar Animal es «minimizar al máximo» el sacrificio los animales, «sacrificio cero», por lo que se estableció un convenio con la citada fundación para dar con familias de adopción.