Los buses a s’Almunia y Formentor se ponen en marcha en junio con nuevas frecuencias

| Palma |

Valorar:
preload
Desde que la Conselleria de Mobilitat puso en marcha este servicio en ses Covetes-es Trenc han utilizado esta línea más de 30.000 personas.

Desde que la Conselleria de Mobilitat puso en marcha este servicio en ses Covetes-es Trenc han utilizado esta línea más de 30.000 personas.

31-07-2016 | J. Socies

El servicio de buses lanzadera hacia s’Almunia-Caló des Moro (Santanyí) y al faro de Formentor (Pollença) se pondrán en marcha de nuevo en junio, con novedades y con más número de expediciones. Un verano más, el Govern balear apuesta por impulsar este medio de transporte para acceder a estas zonas con el objetivo de aligerar la saturación de coches que padecen estos espacios naturales. Por otra parte, la lanzadera hacia ses Covetes-es Trenc empezará a funcionar a partir del mes de julio. Durante el verano de 2018 se hicieron 80.528 viajes en total.

Por tercer año consecutivo, el 1 de junio se pone en funcionamiento el servicio de la línea 505 que conecta Santanyí, desde la parada na Ravandella, con s’Almunia y Cala Llombards. El servicio funcionará hasta el 30 de septiembre. El usuario dispondrá de nueve trayectos de ida y vuelta de lunes a domingo.

En el caso del faro de Formentor, las mejoras en relación a la temporada anterior son la habilitación de seis expediciones más entre la playa y el faro, incremento este año que permite fijar una frecuencia de 30 minutos para toda la franja horaria de cierre de la carretera. Habrá también una expedición adicional entre el Port de Pollença y el faro de Formentor. Entra en funcionamiento el 15 de junio y finaliza el 15 de septiembre, quince días más tarde que el año pasado. Además, como novedad, se habilitará una nueva parada en la ronda del Port de Pollença destinada a cubrir la demanda de usuarios de la lanzadera que estacionen el coche en los aparcamientos ubicados en la misma ronda.

Por último, entre los meses de julio y agosto entra en funcionamiento el servicio de ses Covetes-es Trenc. En temporadas anteriores, los usuarios de la línea 530 realizaban el transbordo en la parada del Club Náutico de sa Ràpita. La novedad de este año es que los buses de las líneas 515 y 530 alargan su recorrido hasta el aparcamiento público de nueva construcción en sa Barralina. Así, según explican desde la Conselleria de Mobilitat, a diferencia de temporadas anteriores en que el servicio se realizaba desde el Club Náutico, la línea lanzadera hará el recorrido entre el nuevo aparcamiento y ses Covetes con una frecuencia de 20 minutos en ambos sentidos.

El año pasado se estrenó el servicio de buses a Formentor y fue utilizado por un total de 69.789 personas. Por lo que hace referencia a es Trenc, se incrementaron el número de usuarios, mientras que en 2017 hubo 7.927 personas en 2018 se registraron un total de 8.869 viajeros.

En el caso de s’Almunia, en 2017 hubo 5.487 usuarios y bajó hasta 1.870 el verano pasado. Los usuarios del transporte público que disponen de la tarjeta Intermodal pueden utilizarla para estos buses y aprovechar los descuentos.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.