Imagen de archivo de un tren de SFM en la estación de Inca. | A.M.

8

Serveis Ferroviaris de Mallorca ha desmentido las acusaciones del comité de empresa, que aseguraba que se había contratado «a dedo» a un nuevo técnico y que esta contratación se ha hecho con premura debido a «Los incidentes registrados con algunos de los trenes», según Alfredo Gutiérrez, miembro del Comité de Empresa.

SFM ha remitido una cronología en la que detalla el proceso de selección de candidatos para cubrir la plaza de técnico de material móvil y señala que el 13 de diciembre pasado el presidente del comité de empresa fue invitado a asistir a las entrevistas que se realizarían a los candidatos a ocupar este puesto, «pero nadie del comité se presentó», explica Mateu

Capellà, gerente de SFM, quien añade que «esta plaza no se ha convocado a raíz de ningún problema con los trenes, sino que llevaba más de un año vacante, desde que el anterior ingeniero se marchó, y es de vital importancia ocuparla porque se trata de la persona que supervisa el trabajo de los talleres donde se reparan los trenes y se decide qué repuestos se necesitan, entre otras responsabilidades».

El comité de empresa de SFM había criticado hace unos días esta contratación, aseverando que se había constituido un «tribunal a medida para seleccionar a esta persona». Mateu señala que «el tribunal se constituyó tal y como dicela ley, debían ser empleados de rango superior al candidato; por otra parte, la Función Pública solo nos advirtió de que el requisito era tener la titulación de ingeniero técnico, y el candidato escogido es ingeniero superior, lo cual no es incompatible con el puesto».