El edificio del cine alberga una vivienda en planta baja. | Efe

8

El Ajuntament de Pollença negocia la compra de la planta baja del antiguo cine Capitol con la idea de que durante la rehabilitación de la sala de titularidad municipal se pueda ampliar el pequeño vestíbulo.

El Consistorio ultima además los trámites para convocar un concurso de ideas con la colaboración del colegio de arquitectos para la rehabilitación del viejo cine que el Ajuntament compró en diciembre de 2015 por 850.000 euros.

El antiguo cine, situado en la esquina de la Plaça Major con la calle Antoni Maura tiene una superficie útil de unos 230 metros cuadrados y unas 460 butacas (260 en platea y 200 en el anfiteatro).

El cine no ocupa la totalidad del edificio. En la planta baja hay una vivienda habitada y desde su llegada al gobierno municipal el equipo de Junts y UMP manifestó su intención de abrir negociaciones con la propietaria con la idea de que todo el conjunto acabara siendo público.

Ante las reticencias de la propiedad a vender su residencia, el Ajuntament ha ido rebajando sus pretensiones y ofrece como alternativa la posibilidad de adquirir una porción del inmueble privado para poder ampliar el vestíbulo del cine, de reducido tamaño, al que se accede por el portal situado en la esquina de la planta baja. De momento, no ha habido acuerdo con el precio.