Un 95,5 % de los asistentes a la asamblea dio su aprobación a la propuesta municipal. | Redacción

La asamblea de copropietarios de los terrenos del Nou Camp, que utiliza el Constància, aprobó por una aplastante mayoría la propuesta de compra de sus acciones por parte del Ajuntament, que tiene la intención de municipalizar las instalaciones.

En una concurrida reunión celebrada el jueves por la noche, la votación dejó muy claras las intenciones de los accionistas, con un 95,5 por ciento de votos a favor de la venta de las acciones (341 votos), mientras que hubo 13 votos negativos y tres abstenciones. Así, el Ajuntament iniciará una demanda de acción de división que ejercerá conjuntamente con un número significante de titulares de partes indivisas sobre los terrenos del Constància y del Sallista.

El alcalde de Inca, Virgilio Moreno (PSOE), resalta que «es vital el apoyo de los copropietarios para conseguir la municipalización de estos terrenos». La propuesta se ratificará en el próximo pleno municipal del 25 de abril y a continuación se procederá a la demanda prevista.

El sistema de compra se tendrá que hacer mediante subasta por imperativo legal. El Consistorio inquer ofrece 6.500 euros por acción a los copropietarios, lo que supondrá un importe de 1.852.500 euros. Cabe recordar que el Ajuntament es ya propietario de 165 participaciones.

Mediante la subasta se podría dar el caso que apareciera otro comprador con una mejor oferta pero tendría que aceptar el usufructo por 16 años que tiene el Constància de las instalaciones y que es un recinto deportivo privado.