Algunas casas del pueblo tuvieron que ser demolidas por los efectos de la riada. La vivienda ubicada en la Plaça de Jaume Santandreu tuvo que ser derribada y el Ajuntament se ha planteado la compra para la ampliación del espacio público.

5

El Ajuntament de Sant Llorenç destinará una buena parte del superávit de 2018 que asciende en total a 11,6 millones de euros, a varios proyectos relacionados con la torrentada del pasado día 9 de octubre.

En el último pleno ordinario, el equipo de gobierno aprobó una modificación de crédito para dotar diversas obras de inversión con este remanente surgido de la liquidación del presupuesto municipal del año pasado. Casi la mitad de las partidas están relacionadas con la reparación de los daños causados por la riada. Pero hay otras inversiones también muy importantes como son las mejoras en la depuradora de sa Coma o inversiones en instalaciones culturales o deportivas.

Así lo destacó el alcalde de la localidad, Mateu Puigrós. «Se destinan dos millones para el proyecto de tratamiento terciario de la depuradora de sa Coma que será muy beneficioso y mejorará la calidad del agua depurada con una mejora sustancial para las zonas verdes. El proyecto ya se puede licitar», explica. Uno de los proyectos más importantes a los que se destinan 2 millones de euros es la compra de solares e inmuebles ubicados en zonas inundables de Sant Llorenç, s’Illot y Son Carrió, en el ámbito de los torrentes. De hecho, según informó Puigrós este jueves se firmará la compra de cuatro solares afectados.

Hay una partida de 250.000 euros para la reparación de las tuberías dañadas. Asimismo hay habilitada una partida de 1.699.017 para hacer llegar a los afectados por la torrentada las ayudas concedidas a los particulares.

Otro de los proyectos es la rehabilitación de los espacios públicos afectados con 600.000 euros.