En Porto Cristo, en la zona del Riuet, se han llevado a cabo obras de embellecimiento. | ARCHIVO

1

Los puertos de gestión directa de Ports de les Illes en la comarca del Llevant reciben una importante inyección económica para mejorar sus instalaciones y hacer más atractiva la primera línea. El Govern proyectó una serie de actuaciones para desarrollar entre 2017 y 2020 en las que se invertirán un total de 9,4 millones de euros. Se trata de proyectos que se llevarán a cabo en los muelles de Cala Bona, Cala Rajada, Portocolom y Porto Cristo.

Algunos ya se han ejecutado, otros están en licitación, mientras que otros están pendientes de adjudicación. Es una importante inversión portuaria y ya se han ejecutado obras por valor de casi 2,2 millones de euros. Ahora quedan pendientes otras actuaciones que ascienden a los 7,2 millones de euros.

Cala Rajada es el puerto que se lleva una mayor inversión tras las intervenciones de urgencia que tuvieron que llevarse a cabo debido al temporal de principios de 2017 que destrozó las instalaciones. Una de las obras ya ejecutadas, en la que se han invertido 1.568.947 euros, son las obras de emergencia de reconstrucción del dique. Ahora está en marcha un proyecto de reforma en el que se invertirán 4,3 millones más en estas instalaciones.

En Porto Cristo se ha actuado en la zona del Riuet con el reforzamiento de las estructuras con una inversión de 531.918 euros, una obra finalizada en 2018. Además se han reformado los baños públicos, un proyecto de 170.918 euros y se han impermeabilizado las terrazas de los miradores (50.000 euros).

En Portocolom, entre otros, está prevista la reposición y renovación de los pantalanes con una inversión de 539.930 euros. La redacción de este proyecto está ahora en fase de contratación.

En Cala Bona se destinarán 50.000 euros en la reparación del revestimiento de madera de los muros del muelle y se restituirán los calados en la dársena interior con una inversión de 224.000 euros, un expediente que está en fase de tramitación ambiental.