Numerosas personas se han concentrado en la plaza para seguir la retirada del pino. | Elena Ballestero

1

Cumpliendo escrupulosamente con la tradición, los 'pollencins' han retirado a primera hora de este miércoles el Pi de Sant Antoni de la Plaça Vella de Pollença.

Se trata de una tradición que se repite cada miércoles de ceniza.

La cita, a la que hace unos años solo acudían los entendidos y operarios, ha ido ganando aceptos año a año y a día de hoy es bastante concurrida. Numerosas personas se han concentrado en la plaza para presenciar el momento en que se ha cortado el tronco.