La nueva planta de almacenaje y distribución de cemento se construirá en el muelle de ribera del puerto de Alcúdia. | Gabriel Alomar

4

El Ajuntament d’Alcúdia tramita la licencia de construcción de una planta de almacenamiento y distribución de cemento en las instalaciones del puerto comercial que tendrá una superficie de 2.154 metros cuadrados y varios silos de 18 metros de altura.

El proyecto, que concluyó este viernes la fase de exposición pública, contempla la construcción y explotación durante un periodo de 18 años de la nueva instalación que tendrá un rendimiento mínimo de 65.000 toneladas los cuatro primeros años y de 90.000 el resto del tiempo.

Aunque el Ajuntament d’Alcúdia se opuso en un primer momento al proyecto, que la Autoritat Portuària autorizó el pasado verano, finalmente ha aceptado la propuesta, al entender que cumple con la normativa vigente y se adapta al Plan Especial del puerto de Alcúdia que permite el uso de almacenaje y oficinas (entre otros), una altura de silos de hasta 30 metros (los propuestos tienen 18) y una edificabilidad total de 5.700 metros cuadrados.

El regidor de Urbanismo de Alcúdia, Joaquín Cantalapiedra explica que «todo se hace mediante un sistema neumático que garantiza que no habrá partículas en suspensión». Sí que exigirá el Ajuntament que se adopten algunas medidas correctoras para minimizar los ruidos.

Críticas

La propuesta no convence al GOB, que en su momento presentó un recurso de reposición contra la concesión por parte de la Autoritat Portuària, y tampoco a la plataforma Salvem el Moll que hace semanas vinculó el cierre de la cementera de Cemex en Lloseta con esta operación.

Según la plataforma, la empresa Transpulve S. L. «consigue el monopolio de la entrada de cemento a granel a Mallorca», ya que este material ya no se fabricará en Lloseta.