Sant Antoni 2019

Sa Pobla y Muro vibran con Sant Antoni

| Sa Pobla, Muro |

Valorar:

Sa Pobla se convirtió este miércoles por la noche en uno de los epicentros más importantes de Mallorca durante la celebración de la tradicional Nit Bruixa, que no defraudó a los miles de asistentes. Como no podía ser de otra manera, el fuego, la luz, los bailes, hicieron acto de presencia en la noche más importante del municipio. Y es que sa Pobla celebró Sant Antoni por todo lo alto.

Según fuentes municipales, unas 9.000 personas asistieron a los esperados bailes de los caparrots que danzaron al son de Jo i un pastor y los dimonis. Los políticos tampoco se quisieron perder la fiesta y la comitiva fue muy numerosa. El alcalde de sa Pobla, Biel Ferragut, y el resto de regidores, recibieron a los altos cargos autonómicos e insulares como Bel Busquets, Catalina Cladera (que también es regidora en sa Pobla), Vicenç Thomàs, Cosme Bonet o Rosario Sánchez. Jaume Font, del PI, tampoco faltó a la fiesta en calidad de político, pero más de pobler. Del PP estuvieron Biel Company, Margalida Prohens, Jeroni Salom y Llorenç Galmés. La presidenta Francina Armengol no pudo asistir por enfermedad.

Tras el recibimiento oficial y ante la mirada de miles de personas que ya a las 19.30 horas abarrotaban la plaza Major, la comitiva de autoridades se dirigió a Completes precedidos de los dimonis paralímpics, los dimonis d’Albopàs, los dimonis de l’Obreria de Sant Antoni, además de gegants, caparrots y la banda de música municipal de sa Pobla. Los poblers se encargaron de abarrotar la iglesia para asistir a la ceremonia religiosa y poder escuchar en primera persona el grito de «Visca Sant Antoni!», que este año realizó el cap de colla de los caparrots minyons y ex policía local, Bartomeu Mir, que el pasado día 7 de enero fue elegido Clamater por parte de la Obreria de Sant Antoni.

Aunque la Nit Bruixa es esencialmente tradicional y no se introducen muchos cambios, este miércoles la principal novedad se vivió justo al inicio de Completes. Con la intervención del Cor de Sant Antoni y la colaboración de la Coral de Porreres, los asistentes cantaron por primera vez los goigs que escribió el pobler Josep Obrador y que fueron musicados por el porrerenc Joan Melià, ambos sacerdotes de Lluc. Poco después de las nueve de la noche, la atención se centró en la plaza Major. Al igual que ha sucedido en los últimos años, las medidas de seguridad sirvieron para controlar el aforo de la plaza y solo se permitió la entrada a un máximo de 9.000 personas. A pesar de la gran afluencia, el silencio se hizo dueño del espacio cuando empezaron a sonar los primeros acordes de «Jo i un pastor» y los caparrots minyons antes de realizar su baile ante las autoridades hicieron una reverencia en homenaje su cap de colla, Bartomeu Mir, que este año fue el Clamater.

El piromusical tampoco dejó indiferente. El espectáculo, que este año llegó a su XXII edición, invadió de luz, fuego y música la plaza Major. La fachada del Ajuntament de sa Pobla se volvió a prender fuego y la música tradicional de Sant Antoni y la zambomba sonó con fuerza.

El final del piromusical, que fue diseñado por Tomás Ramis, en la parte pirotecnia y musical, y por Pedro Marcè, en la parte de iluminación, dio el pistoletazo de salida al encendido de los foguerons. Cabe destacar la celebración, por segundo año consecutivo, de la hoguera de de la asociación sa Negreta que se celebra en la plaza del Mercat.

Este colectivo nació el año pasado con el objetivo de reivindicar la esencia de la fiesta de Sant Antoni y decidió hacerlo con un fogueró popular. Como no podía ser de otra manera, alrededor del fogueró (que estaba abierto a todo el público), sonaron con fuerza las zambombas y las gloses.

Este mismo sonido es el que llenó el resto del pueblo y también la plaza Major donde se vivió la XXXII Trobada de Cantadors i Ximbombers, un acto que no cuenta con mucho público puesto que la mayoría de asistentes que abarrotan la plaza durante el piromusical se disipan por los diferentes foguerons de la localidad.

Muro dio este miércoles por la noche la bienvenida a las fiestas de Sant Antoni haciendo parodia de sus Beneïdes, probablemente las más lucidas y conocidas de Mallorca. La burla corrió a cargo de los Dimonis de sa Pedrera, organizadores del correfoc previo al encendido de los foguerons.

En esta previa de las Beneïdes –las oficiales tendrán lugar esta tarde–, los animales y demás elementos del acto circulaban al revés, en sentido inverso. Se trataba de unas Beneïdes «grotescas y endominades», tal y como avanzó a este diario un miembro de la colla.

El correfoc, que como es habitual finalizó con el ‘incendio’ de la iglesia, lo organizaron los Dimonis de sa Pedrera y contó con la presencia de los Dimonis d’Inca, los Llepacalius de Selva y los Dimonis a Lloure de Felanitx, los cuales acudieron como colles invitadas. Uno de los momentos más esperados del espectáculo es la lectura de los versots del Dimoni Gros, que este año volvió a hacer referencia al contexto político. No se salvaron ni izquierda ni derecha. He aquí un fragmento: «Me basta amb quatre mots / per poder-ho resumir: / No sé per què me feis venir / si tanmateix teniu Vox. // Benvinguts a un any nou / un Walking Dead ben polit. / Ressucita un partit / que guanyà el trenta-nou. // Fins i tot s’ecologista / li pega fort a s’esquerra. // El PP fa els ous enterra, / tots li passen per la dreta. / No n’hi surt cap de condreta / a n’en Sánchez quan vos xerra».

Pero la fiesta comenzó antes del correfoc, cuando los dimonis y Sant Antoni salieron del convento de Santa Anna para fer bulla en su trayecto a la plaza del Comte d’Empúries. Una vez allí cedieron el protagonismo a los Dimonis dels Tres Tombs, que escenificaron su peculiar baile.

Después del correfoc, la fiesta se desplazó a las calles y a los domicilios particulares, donde se encendieron hasta 45 foguerons. Es el momento de celebrar la fiesta con la familia y con los amigos, de torrar, de calentar el cuerpo con un trago de herbes dolces, de improvisar alguna glosa...

Otra de las novedades de este año es que el colectivo de jóvenes Sense Filtre puso una cena (dos trozos de carne de cerdo, uno de longaniza y un butifarrón, además de bebida) y caliu para torrar a disposición de la gente al precio de 4 euros. Con esta iniciativa, se busca que la gente venida de otros pueblos a disfrutar de la fiesta pero que no ha sido invitada a un fogueró particular pueda celebrar Sant Antoni.

La fiesta se reanuda este jueves a las diez y media con la plantada de gegants frente al Ajuntament. A las 11 horas, el obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, presidirá el oficio de Sant Antoni; a continuación, las autoridades celebrarán su almuerzo protocolario, y a las 15,30 horas comenzarán las Beneïdes (las de verdad).

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Mal
Hace 10 meses

Seguimos en la época medieval... no sé porqué tenemos que celebrar fiestas diferentes a los demás, estamos en España, y deberíamos celebrar fiestas nuestras y de todos como el Día de la Hispanidad o el puente de la Constitución, no este tipo de fiestas que nos hacen parecer payeses a ojos del resto de nuestra gran nación. Confío en que cuando VOX entre, haga lo posible para eliminar o al menos limitar este tipo de celebraciones que no representan a todos los españoles solo a cuatro payeses mallorquines acomplejados. Por no hablar de que todos los actos se hacen en mallorquín, que es que el resto de gente no tenemos derecho a entenderlo? Vergonzoso.

Valoración:-3menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1