Las autoridades y los representantes deportivos inauguraron el recinto reconstruido. | Assumpta Bassa

8

El espíritu de superación que conlleva siempre el deporte es el mismo que ha demostrado el pueblo de Sant Llorenç tras la tragedia del día 9 de octubre sufridas por las inundaciones en Mallorca. Tres meses después, este sábado es un día de alegría, de ilusiones, de presentaciones pero también de agradecimientos y homenajes. Los vecinos han recuperado el campo de fútbol destrozado tras la tormenta mortal del Llevant. Es la primera infraestructura pública que se ha rehabilitado de las 14 que sufrieron graves daños.

La consellera d’Hisenda, Catalina Cladera, la directora insular d’Esports del Consell, Marga Portell, el alcalde de sant Llorenç, Mateu Puigrós, el president de la Federació de Fútbol, Miquel Bestard, junto con otros miembros del C.D Cardassar, han inaugurado el nuevo campo de fútbol y presentaron los equipos de fútbol en las diferentes categorías que han podido empezar a entrenar en el recinto esta semana.

Esta instalación deportiva quedó totalmente arrasada con las inundaciones. La reconstrucción ha supuesto una inversión de 876.799 euros distribuidos en la reparación del edificio y cierre de las parcelas (556.475) y la reparación de césped (320.328 euros).

La vida sigue en Sant Llorenç y este sábado ha demostrado que el mejor partido ganado ha sido el de la solidaridad.