El chiringuito se ubica en la playa de les Fonts de n’Alís, dentro del parque natural. | ARCHIVO

16

El chiringuito construido dentro del parque natural de Mondragó cuenta desde el año 2008 con un informe desfavorable por parte del órgano gestor del parque. Y el Ajuntament de Santanyí tiene la concesión administrativa, otorgada por parte de la Demarcación de Costas, sin poder probar la titularidad de la instalación.

El bar se encuentra ubicado en la playa de las Fonts de n’Alís, dentro del parque de Mondragó, y por tanto, debería correr la misma suerte que los distintos chiringuitos de las playas de Campos, la demolición. Ya que la normativa no permite este tipo de instalaciones y deberían ser desmontables como las de las playas de es Trenc.

Pero de momento, es el Ajuntament de Santanyí, el que obtiene los beneficios de la concesión de las instalaciones. Un establecimiento que en la tramitación actual del Pla d’Ordenació de Recursos Naturals (PORN) se prevé la demolición, pero para ello primero es necesario esclarecer la situación de la titularidad de la edificación que desde hace 10 años el Consistorio santanyiner no ha podido demostrar.

Por otra parte debe recordarse que en el pleno del Ajuntament de Santanyí de la semana pasada se acordó instar al Govern para que modifique el PORN y se permita la instalación de todos los servicios de temporada correspondientes, ya que ello «puede suponer una perdida de 500.000 euros» para las arcas.