Imagen del interior de la cueva natural acondicionada como vivienda. | Lluc Garcia

26

El consejo de dirección de la Agència de Defensa del Territori de Mallorca (ADT) aprobó este jueves por unanimidad imponer una multa de 79.000 euros a la persona responsable de convertir una cueva natural en vivienda.

Tal y como publicó este diario el pasado 1 de noviembre, la ADT denunció entonces ante la Fiscalía la construcción de una vivienda en una cueva natural de Sóller, en suelo rústico protegido, en terrenos del paraje natural de la Serra de Tramuntana.

La entidad dependiente del Consell de Mallorca denunció la construcción, ordenó la restitución del terreno a su estado anterior e informó ya que adoptaría todas las actuaciones que fueran necesarias para que dicha restitución se ejecutara.

La ADT calificó la obra de «auténtico disparate urbanístico», al tratarse de la construcción de una vivienda en una cueva natural mediante su pavimentación, con la instalación de cableado e incluso la ejecución de un portal de entrada a la gruta.

Noticias relacionadas

Ahora, además de ordenar la restitución de la cueva a su estado primigenio, la ADT ha impuesto una multa de 79.000 euros.