Los residuos de pozos negros agravan los malos olores de la depuradora de Cala d'Or

| Cala d'Or, Santanyí |

Valorar:

La alcaldesa pedánea de Cala d'Or, Bárbara Xamena, ha pedido a la Conselleria de Medi Ambient que ponga remedio al problema de los malos olores que sufren los vecinos del entorno de la depuradora, una fetidez que se agrava por las descargas de residuos de pozos negros.

En un comunicado, el Ayuntamiento de Santanyí resalta que la de Cala d'Or es la única depuradora del sur de Mallorca con capacidad para tratar el contenido de las fosas sépticas y que las empresas que vacían estos depósitos pueden acceder a las instalaciones en función de sus necesidades.

«Esto se traduce en que durante el verano puede haber más de 200 descargas cada mes, con el agravante de que puede ser a cualquier hora del día», lamenta el consistorio.

El Ayuntamiento de Santanyí, al que pertenece Cala d'Or, asegura que ha recibido numerosas quejas por el hedor de la depuradora, ubicada en la salida del núcleo hacia Porto Petro y a poca distancia de zonas residenciales.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.