Usuarios acceden al bus que conduce al faro en una imagen de archivo. | czelinski

12

El Ajuntament de Pollença instalará nuevas señales en la ronda del Port de Pollença y la carretera que enlaza el núcleo costero con la playa de Formentor para informar de que no se puede acceder con vehículo particular (a excepción de las bicicletas) al faro.

Esta medida la adoptaron este martes representantes del Consistorio y del Consell de Mallorca en una reunión convocada en Pollença después de que el lunes se suspendiera durante siete horas el servicio de bus que enlaza la playa con el faro. Los asistentes a la reunión reafirmaron asimismo su voluntad de que la barrera permanezca instalada en medio de la calzada, junto a las señales que prohíben acceder en coche al faro, y de que los informadores sigan haciendo su trabajo.

Recuérdese que los particulares entraron en el tramo de carretera restringida después de que la Guardia Civil de Tráfico mandara quitar la barrera mencionada y desautorizara al informador apelando a la legalidad.

Con la barrera instalada nuevamente y los informadores haciendo su trabajo, ayer no se registraron colapsos en Formentor. Así, el servicio de bus lanzadera pudo operar con normalidad.

Noticias relacionadas