Alertados por sus movimientos ondulantes y sus bufidos, los pescadores se acercaron para contemplar de cerca sus grandes aletas golpeando el agua y fueron capaces de guardar su testimonio en imágenes. | Facebook

5

Ya es verano y es tiempo de avistamientos de grandes mamíferos marinos en el mar de Mallorca. Los pescadores de Cala Bona (Son Servera) faenaban tranquilamente por las aguas que acostumbran a frecuentar, no muy lejos de la costa en el 'llevant' de la isla, cuando fueron sorprendidos por esto: dos ballenas de gran tamaño saliendo a la superficie a respirar.

Alertados por sus movimientos ondulantes y sus bufidos, los pescadores se acercaron para contemplar de cerca sus grandes aletas golpeando el agua y fueron capaces de guardar su testimonio en imágenes.

Todo un espectáculo natural que los navegantes más experimentados pueden contar varias veces a lo largo de su vida, pero que para el resto de los mortales no dejan de ser impactantes escenas, como la captada el pasado verano en aguas de Porto Cristo.