El municipio de Muro cuenta con alrededor de 20.000 plazas turísticas: 2.720 corresponden a viviendas vacacionales y unas 17.000 a la oferta hotelera. | J.M.A.

33

El alquiler vacacional solo estará permitido en Muro en las viviendas unifamiliares, a pesar de que la propuesta de zonificación del Consell de Mallorca lo autorizaba tanto en las plurifamiliares como en las unifamiliares.

El alcalde, Martí Fornés, explicó este martes que la junta de gobierno aprobó recientemente solicitar al Consell limitar el alquiler vacacional a las viviendas unifamiliares, puesto que «difícilmente pueden compatibilizarse el uso residencial y el uso turístico» en un mismo bloque de pisos. «Es difícil que los que desean descansar puedan convivir bajo un mismo techo con otros que están de vacaciones», ilustró el alcalde.

La propuesta de zonificación del Consell no preveía restricción alguna para Muro. Se autorizaba tanto el alquiler de unifamiliares como de plurifamiliares a lo largo de todo el año en todas las localidades.

Al amparo de la nueva ley turística, la propuesta del Consistorio murer deberá ser estimada, dado que es más restrictiva la del Ajuntament de Muro. La legislación establece que las propuestas municipales más restrictivas que la zonificación del Consell serán «vinculantes».

Noticias relacionadas

Se debe recordar que el Ajuntament de Muro y las asociaciones de alquiler vacacional ya tuvieron un desencuentro cuando el Consistorio les aplicó las mismas tarifas para la recogida y tratamiento de residuos que a los hoteles, lo que multiplicó hasta por ocho (en algunos casos) el recibo de la basura. Esta tarifa se mantendrá el próximo ejercicio.