El alcalde de Biniali, Miquel Fiol, llamando a la Guardia Civil para denunciar el vertido. | Antoni Pol

9

Un vertido de hasta 800 metros cúbicos de aguas mal depuradas procedentes de la planta de Consell en el torrente de Solleric ha indignado nuevamente a los vecinos de Biniali. El alcalde de este llogaret del término de Sencelles, Miquel Fiol, denunció ayer lo ocurrido ante el Govern y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil.

Los efectos del vertido se percibían este martes perfectamente. En lugar de aguas limpias, el torrente arrastraba un líquido turbio con restos sólidos fecales flotando en superficie. En algunos tramos, el hedor era fuerte. Miquel Fiol, el alcalde pedáneo, recordó que no es la primera vez que la estación depuradora de Consell vierte aguas residuales sin tratar en el torrente. Fiol apuntó también a la depuradora de Santa Maria, que vierte igualmente sus aguas ya tratadas en el cauce del torrente de Solleric.

Torrent de Solleric a Biniali amb aigües sense depurar o mal depurades

Fuentes de la Conselleria de Medi Ambient, el organismo que gestiona las depuradoras, únicamente confirmaron el vertido de la estación de Consell, que «tiene capacidad para tratar 400 metros cúbicos diarios y que sin embargo recibió (el día anterior) 800». Muy probablemente, este incremento de caudal guarda relación con las lluvias de los últimos días y se deba a una conexión errónea entre las redes de pluviales y de fecales. Es decir, que la depuradora de Consell debió recibir simultáneamente aguas fecales y aguas de lluvia (de la calle) en pocas horas. La planta no pudo hacer frente al caudal recibido y lo vertió insuficientemente tratado al torrente.