Los regidores Paco Verdejo y Àngel Garcia muestran el proyecto del nuevo punto verde que se hará en Inca. | Maria Nadal

El Ajuntament de Inca invertirá 400.000 euros en la construcción de un nuevo punto verde en un solar ubicado justo delante del antiguo matadero de la ciudad, en la carretera de Llubí. La aportación económica está contemplada en los 1,2 millones de euros que el Consistorio aprobó durante el último pleno como inversiones sostenibles.

El regidor de Hisenda, Àngel Garcia, explicó que el Ajuntament obtendrá un solar de 2.000 metros cuadrados gracias a la firma de un convenio urbanístico por el desarrollo futuro de una nueva urbanización. En estos terrenos se habilitará una línea de once contenedores de grandes dimensiones en los que se podrá depositar la basura separada por fracciones, aparcando justo al lado el vehículo. De hecho, en el proyecto se contempla un circuito de doble carril por el que podrán circular los coches. También habrá contenedores de menor tamaño.

En la entrada del recinto se construirán diferentes compartimentos en los que se podrán depositar baterías, electrodomésticos o restos de uralita, entre otros. También se instalará una báscula y se construirá una pantalla vegetal perimetral en todo el recinto.

El edil Garcia apuntó a la necesidad de construir el nuevo punto verde «porque el actual tiene muchas deficiencias». Tras la construcción del nuevo recinto, que será explotado por una empresa y tendrá un horario de apertura de nueve de la mañana a nueve de la noche, el Ajuntament estudiará el uso que se dará al actual punto verde. «A lo mejor lo dejaremos como una simple área de aportación», aventuró Garcia.