Una de las calles del centro de Inca. | Maria Nadal

12

La velocidad máxima permitida en el centro de Inca pasará de los 40 a los 30 kilómetros por hora. El objetivo que pretende conseguir el Ajuntament con esta medida es ganar en seguridad y que «la convivencia entre vehículos y peatones sea más fluida». También se pretende con ello armonizar el uso de la bicicleta en el barrio antiguo.

Otros cambios importantes contemplados por el área de Mobilitat del Consistorio inquer está la hablilitación de las calles del polígono de Can Matzarí de sentido único, con el objetivo de ganar plazas de estacionamiento, y también se vería afectada la Avinguda d’Alcúdia, para establecer un único sentido de entrada al municipio.
La regidora responsable del área, Antonia Triguero, señaló este jueves que «vamos asumiendo diferentes logros en el área de Mobilitat, pero somos conscientes de que nos queda mucho trabajo para hacer de nuestra ciudad un lugar más sostenible».

Desde el departamento de Triguero también se está valorando como proyecto importante la señalización como Área de Circulación Restringida (Acire) del centro de la ciudad. Este año se han ampliado también los estacionamientos para bicicletas y motos.

Estas medidas fueron dadas a conocer en el transcurso de la presentación de la memoria explicativa de las actuaciones realizadas a lo largo de este último año y las previsiones para el próximo por parte de la regidora Antonia Triguero y el jefe de la Policía Local de Inca.