6

La variante de Algaida conseguirá desviar fuera del pueblo el tráfico de unos 5.000 vehículos diarios. Así lo confirmó este miércoles el Consell de Mallorca en la presentación del proyecto definitivo de esta nueva infraestructura que mejorará la seguridad viaria y la calidad de vida de los vecinos de la localidad. Se trata de una reivindicación histórica que, tras más de una década de espera, será una realidad. Transcurrirá desde la carretera de Manacor hasta la carretera de Algaida-Llucmajor y el proyecto supondrá una inversión de 9.081.532 euros.

La consellera de Territori e Infraestructuras, Mercedes Garrido, junto con la alcaldesa , Maria Antònia Mulet, y técnicos del Consell, dieron a conocer los pormenores de esta variante después de las modificaciones realizadas en base a las alegaciones presentadas en el periodo de exposición pública. El proyecto se aprobó, por unanimidad, el día 20 de julio en la Comissió Informativa del Consell.

Esta infraestructura viaria supondrá la expropiación de 42.267 metros cuadrados de terreno rústico y afectará a 62 fincas. Hoy se publica en el BOIB la información pública sobre los afectados y se abre un periodo de exposición pública de 15 días.

En poco tiempo el proyecto saldrá a licitación y se prevé que se puedan iniciar las obras antes del verano, en una plazo de seis meses. El tiempo de ejecución es de 18 meses.

El proyecto tiene una longitud de casi 1,6 kilómetros con dos carriles de 3,5 metros cada uno, acompañado de arcenes de 1,80 metros que permitirán más seguridad para los ciclistas. Se construirán tres rotondas y un aparcamiento, y según explicaron los técnicos se conectará el sistema de pluviales del municipio con la balsa de infiltración de Can Mateu.