El mirador del Colomer, una vez retirados los candados que tapaban las vistas y amenazaban la rejilla de seguridad. | Elena Ballestero

Los trabajadores del departamento de mantenimiento de Carreteres del Consell de Mallorca han retirado los candados y cintas acumulados en la rejilla del mirador del Colomer que recargaban la estructura generando un riesgo para la seguridad.

El departamento de Territori i Infraestructuras ha hecho una llamada a las personas que visitan el mirador para que respeten el entorno y no coloquen nuevos candados u otros elementos sobre la rejilla que no solo deterioran la estructura poniendo en riesgo la seguridad sino que también dificultan las vistas de un paisaje único.

Candados en la reja del mirador del Colomer.

Cabe recordar que el mirador del Colomer, situado en la carretera de Formentor, es uno de los lugares más visitados de Mallorca. De hecho Territori contabiliza desde principios de verano la presencia de vehículos en la zona con la idea de aplicar a partir de 2018 limitaciones al libre tránsito de turismos.

Recuentos

Carreteres no ha querido de momento hacer públicos los resultados de los primeros recuentos que se darán a conocer posiblemente una vez acabada la temporada alta turística.

Paralelamente el Ajuntament de Pollença el Govern balear han firmado un convenio de colaboración para construir una estación en el Port de Pollença desde la que operarán autobuses lanzadera con paradas en el mirador del Colomer, la playa de Formentor y el faro de Formentor, con el claro objetivo de reducir la presión turística de estas zonas sensibles.