El GOB denunció los hechos con una fotografía que mostraba un grupo de caballistas en sa Canova. | Assumpta Bassa

6

La Associació de Cavallistes en defensa dels Camins i Rutes Públiques ha mostrado su «indignación» ante la denuncia realizada por el Grup d’Ornitologia Balear (GOB) sobre el paso «ilegal» de unos 40 caballos sobre las dunas de sa Canova (Artà) la semana pasada.

Los caballistas han asegurado que «se trata de un camino público» y que «por tanto tienen derecho de paso». Además, han mostrado su disconformidad por las manifestaciones de los ecologistas a quienes acusan de «difamación» y de «intento de criminalización del sector ante la opinión pública». «Quieren que nos vea como enemigos del medio ambiente», lamentaron.

Noticias relacionadas

La asociación ha querido dejar claro que «en la fotografía enviada por el GOB, en la que salen un grupo de caballistas, se comprueba que no se pasa por las dunas, sino por el camino de la playa». Añaden que «emplean estas imágenes para escandalizar a todo el mundo buscando el sensacionalismo con una foto tomada desde el mar, seguramente desde un yate con algún mecanismo poco ecológico».

Anuncian que seguirán luchando para «defender el paso por este camino» y advierten que, «si finalmente llega la prohibición, nos manifestaremos. Es la única conexión sin asfalto entre Son Serra y la Colònia de Sant Pere».
La ruta de Artà a Lluc prohíbe el paso a los caballos por este tramo. «Es un camino que existe hace muchos años. Se convirtió en sendero en 2010 en una actuación de Costas inducida por Medio Ambiente al recortar su anchura y delimitarlo con postes».