El alcalde pide al sector hotelero que junto a los tour operadores informen al turista cuando llega de que hay determinadas prácticas que no se pueden consentir, y que los sancionarán en su caso por ellas. | Redacción Local

38

El alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez, ha denunciado que la resistencia a acabar con el «exceso de oferta de alcohol gratuita o muy barata y muy agresiva» obstaculiza el avance hacia la reconversión en un destino turístico de calidad.

«No podemos tener a un turista al que le damos alcohol durante 17 horas seguidas, gratis o muy barato, y luego llevarnos las manos a la cabeza porque van muy borrachos por las calles. El camino hacia la calidad implica un compromiso por parte de todos», ha indicado el alcalde en la reunión mantenida con directores de hoteles de las zonas de Torrenova y Ramon de Montacada.

Rodríguez ha señalado a los asistentes que su mensaje fundamental es que el Ayuntamiento realiza esfuerzos en materia de seguridad, y además ha pedido a la Delegación del Gobierno que los haga, pero que para evitar los efectos del llamado turismo de borrachera «no se puede pensar que sólo desde la seguridad se soluciona el problema».

«Aquí tenemos un modelo que está avanzando hacia la calidad, pero hay determinadas resistencias a avanzar hacia esta dirección, ligadas a un exceso de oferta de alcohol gratuita o muy barata y muy agresiva», ha apuntado el alcalde.

Durante la reunión, el alcalde ha pedido al sector hotelero que junto a los tour operadores informen al turista cuando llega de que hay determinadas prácticas que no se pueden consentir y que van a ser sancionadas.

En este sentido, ha recordado que en 2016 el Ayuntamiento editó un tríptico informativo que está a disposición de los hoteles, y este año se ha editado un flyer ilustrativo sobre conductas infractoras y la sanción que conlleva

Asimismo, ha aludido a la posibilidad que da la modificación de la ordenanza, realizada el año pasado, para que se pueda pagar la multa en el momento en el que se impone la sanción.

También ha pedido que mantengan la línea de expulsar del hotel al turista conflictivo.

Por otro lado, ha solicitado al sector que en las negociaciones con los tour operadores no cedan a que les impongan, por ejemplo, un tipo de todo incluido que no se ajuste a un estándar de calidad.

En esta línea el ayuntamiento ha señalado que solicitado al Govern que regule esta modalidad de oferta hacia la calidad y que uno de los criterios para la regulación sea el alcohol.

Rodríguez lleva a cabo a lo largo de la jornada una ronda de reuniones con diversos sectores a raíz del daño a la imagen del destino causado por últimos episodios protagonizados por turistas.