Baldea denuncia que el cordero sufre maltrato durante la procesión y el baile de las Àguiles y Joan Pelós. | Redacción Part Forana

7

El rector de Pollença, Francesc Vicens, propone que un perito veterinario examine, antes y después de la procesión del Corpus del domingo, el cordero que Joan Pelós porta en una bolsa, para certificar si el animal sufre o no maltrato como denuncian los animalistas de Baldea.

«Desde la comunidad cristiana tampoco admitiríamos un maltrato animal, ya que el Catecismo de la iglesia católica (nn.2415-2418) estipula claramente que es contrario a la dignidad humana hacer sufrir inútilmente a los animales y sacrificar sin necesidad sus vidas, ya que ellos también son criaturas de Dios», dice el rector.

Noticias relacionadas

El párroco responde así a la advertencia que Agricultura ha enviado al Ajuntament recordándole la prohibición de utilizar animales vivos en las fiestas en las que no esté demostrada su presencia durante un periodo continuado de cien años.

El Ajuntament ha remitido a Agricultura la carta del rector en la que Vicens defiende como «necesaria» la presencia del animal que porta Joan Pelós como «un elemento tradicional muy valorado por el conjunto del pueblo». Además, en su carta el rector asegura que «si fuera preciso se podría documentar sin ningún problema la participación del cordero en la procesión con una antigüedad mayor a cien años» pero no aporta pruebas documentales, motivo por el cual la Conselleria de Medi Ambient i Agricultura ha remitido un nuevo requerimiento al Ajuntament para que acredite la antigüedad.