El calvario de una niña por una botella de vidrio en Cala Falcó

| Calvià |

Valorar:
preload
«El ayuntamiento se lava las manos y yo no olvido la mano de mi hija», afirma la madre.

«El ayuntamiento se lava las manos y yo no olvido la mano de mi hija», afirma la madre.

01-06-2017 | Change.org

Marilén González disfrutaba de un día de playa con su hija de 3 años en Cala Falcó (Calvià), cuando la pequeña se cortó en la mano con una botella de vidrio. Aquí empezó, según su relató, un calvario y una lucha que ya se ha prolongado seis años.

En un primer momento acudieron al chiringuito de la playa, para ver si podían ayudar con los primeros auxilios, pero solo tenían agua oxigenada y alcohol. Rápidamente, fue trasladada al hospital, donde según la progenitora, tuvo que ser intervenida de urgencia en una operación que duró más de siete horas.

«Al salir, el traumatólogo nos comentó que la niña se había seccionado seis tendones, una arteria y un nervio», y a día de hoy afirma que tiene secuelas en su mano derecha, su mano hábil.

Desde el local de restauración alegaron que el cristal debía haberlo dejado allí algún visitante, aunque los padres afirman que tienen pruebas que demuestran que en el chiringuito sirven bebidas en envases de cristal, e incluso que se organizan fiestas ilegales con alcohol.

Ante la negativa de responsabilizarse de lo sucedido, decidieron judicializar el caso, haciendo copartícipes de los hechos al Ajuntament de Calvià, pero finalmente, la Justicia no les dio la razón.

«Hemos recibido una sentencia hecha por un sustituto que se dedicó a copiar y pegar textos de otros casos, sin argumentos para aludir la responsabilidad. Ahora nos vemos obligados a recurrir y es nuestra última oportunidad para que lo que le sucedió a mi hija no vuelva a pasar, y que los responsables se hagan cargo del mal uso del chiringuito en una zona pública». Por todo ello, han emprendido una campaña de recogida de firmas en el portal Change.org.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

iuris
Hace más de 2 años

Espero que este lamentable accidente no vuelva a darse en ningún lugar.

Primero porque los padres tenemos que prestar más atención a nuestros hijos cuando están en la playa, más todavía si ese día hay oleaje, cuando yo era un niño en la playa siempre estaba con las zapatillas de esqueleto, no podía meterme en el agua hasta que no hubiesen pasado 2 horas desde que comí, nunca estaba sin la constante supervisión de un adulto, y eso era en una época en la que uno no corría el peligro de pincharse con la aguja que un drogadicto pudiese haber dejado tirada, una época en la que no habían botellones y fiestas nocturnas en la playa, eso era en una época en la que los padres ejercían como tal y no descuidaban de sus hijos, hoy vivimos en una época en la que los padres están más pendientes de sus móviles, de sus redes sociales y de sus mensajes en whatsapp que de los hijos y después pasa lo que pasa, no se si esos tiempos pasados eran mejor o no, que juzgue cada uno.

Valoración:2menosmas

Toni de sa bahía
Hace más de 2 años

Bueno ahora los chiringuitos son de madera, hablan catalán mientras te curan y si hay posidonia todos contentos. Eso sí a pagar.

Valoración:-26menosmas

De aquí
Hace más de 2 años

Yo soy el padre de la niña y le prendo fuego al chiringuito...hace muchos años q dejé de creer en la justicia terrenal. Mi criterio es: "ojo por ojo"

Valoración:10menosmas

oscar
Hace más de 2 años

ya se a que playa no debo ir con mi hijo...no a las playas con cristales... si no vamos a lo mejor el ayuntamiento o el del chiringo tienen un poco mas de cuidado y realizan acciones de PREVENCIÓN para evitar estos casos.

Valoración:24menosmas

Una
Hace más de 2 años

Situación dificil, lo siento por la niña. Aunque yo no dejo a un peque de esa edad jugando en la arena cerca de un chiringuito, ni descalzos ni sin camiseta...

Valoración:-26menosmas

José
Hace más de 2 años

A los inquilinos de los Ayuntamientos, que no tienen empatía alguna, sólo les interesa recaudar dinero, y eso se les da muy bien. Y la justicia........, como siempre, protegiendo al débil.

Valoración:27menosmas

Collonut
Hace más de 2 años

Es imposible saber si esa botella venía del chiringuito o de algún desgraciado que la trajo de casa.

Valoración:55menosmas

Quin berenar...
Hace más de 2 años

Sa botella no l haurien d haver tirada i sa cala hauria d estar neta.

Però d aquí a voler responsabilitzar a s Ajuntament o a n es Chiringuito.. N hi ha un bon tros. Jo veig ben normal que no te donassin sa raó a n es jutjat, perquè no la tens.

Això és com quan t aixeques es vespre, a pixar, mig adormit, descalç i amb es llum apagat i sense voler fots una puntada de peu a una cadira que està enmig de sa sala. Qui té sa culpa?. Sa cadira?. Es qui la va deixar allà?. O tú per aixecar te descalç i amb es llum apagat?.

Vareu tenir una desgràcia. D això no n hi ha dubte. Esper que se recuperi.

Valoración:36menosmas

@
Hace más de 2 años

Y no olvidemos al socorrista que está más pendiente de realizar labores de acuataxi para los ricos que llegan en su barquito, que a realizar su verdadera función....esos dejan más propina....

Valoración:15menosmas

Biel
Hace más de 2 años

Mi apoyo total a esa familia !!!

Valoración:25menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2