Los trabajos para demoler los seis edificios se deberán realizar de manera concienzuda, «elemento a elemento» según señaló el Govern. | Joan Socies

10

El Ajuntament de Campos encargó este miércoles a la empresa Afex (Aglomerados Felanitx SA) el derribo de los seis chiringuitos de playa en sa Ràpita, ses Covetes, es Trenc y els Estanys. Los trabajos se realizarán en seis días hábiles y tendrán un presupuesto de 91.500 euros, según apuntó este miércoles el alcalde de Campos, Sebastià Sagreras.

Este será el último trámite administrativo para cumplir con la sentencia del Tribunal Supremo que confirma la prohibición de tener chiringuitos de cemento en playas naturales, como es el caso de es Trenc. Ante la sentencia, el Consistorio de Campos inició los trámites para el derribo de las casetas de cemento y reservó una partida de 220.000 euros para su ejecución. En realidad, Sagreras confirmó ayer que el coste será muy inferior.

El Ajuntament convocó a nueve empresas para las tareas de derribo, aunque solo se presentaron ocho, de las cuales la de Felanitx ha sido la elegida. Los técnicos municipales junto a los responsables de la empresa Afex se reunirán este jueves en Campos para fijar el plan de seguridad y aclarar todos los detalles técnicos antes de iniciar el derribo. No en vano, la playa empieza a contar con afluencia de visitantes y desde el Consistorio quieren que las molestias sean las mínimas posibles. En este caso, la celeridad de las obras es una condición imprescindible antes de que avance más la temporada turística.