Imagen de archivo de unas obras inacabadas en Magaluf. | Michel's

9

El segundo plan de reconversión de Magaluf, el primero se llevó a cabo en los años 90, tendrá como eje principal la recuperación del espacio natural de sa Marina y primará los espacios libres, así como la ampliación de las zonas verdes y peatonales.

El principal objetivo del plan es cambiar el modelo urbano de Magaluf, de paralelo a la playa a perpendicular a la primera línea, para abrir sa Marina al mar y poner fin a su aislamiento tras la zona urbanizada. Para ello se deberá acometer una actuación clave: la reforma de las calles Blanc y Galió, y su conversión en amplias avenidas arboladas y semipeatonales.

En este sentido también está prevista una reforma circulatoria que amplíe las zonas peatonales y los Acire hacia el entramado urbano comprendido entre la línea litoral y las calles Punta Ballena, Cala Blanca y Torrenova. El plan también propone la creación de nuevos aparcamientos disuasorios y carriles bici.