La parroquia de Artà, en primer plano, immatriculó las murallas, el recinto y los edificios de Sant Salvador, al fondo de la imagen. | Redacción Part Forana

4

El Ajuntament de Artà ha presentado antes los juzgados de Manacor una demanda de acción declarativa de dominio para que se declare nula la inscripción de las murallas y el recinto de Sant Salvador a nombre de la Parròquia de la Transfiguració del Senyor d’Artà. El Consistorio quiere que se rectifique en el registro de la propiedad, pasando a ser de dominio municipal.

Así lo hicieron este viernes los portavoces de los tres grupos políticos que forman el pacto de gobierno: Bartomeu Gili (PI), Manolo Galán (PSOE) y Aina Comas (Alternativa). Los representantes municipales manifestaron que presentaban la demanda «con el aval cumplir los dos acuerdos de sendos plenos, uno de septiembre de 2014 y otro, ya en esta legislatura, de enero de 2016, en los que se instaba a defender la titularidad pública municipal para este importante bien inmueble monumental, definidor y muy característico del paisaje urbano de Artà». Tanto el alcalde Gili como los otros dos ediles aseguraron que «se trata de una obligación la de defender la titularidad pública del bien». Es más, añadieron que no ha existido ningún tipo de negociación con la parroquia. «Nosotros actuamos desde el convencimiento que somos los legítimos propietarios y por ello avalamos la demanda con un amplio estudio que recoge las actuaciones en los últimos cinco siglos», aseguran. Se trata de un estudio realizado por el historiador Antoni Picazo.

Desde la parroquia de Artà, el rector Joan Servera manifiesta que «en su momento el Obispado consideró y tenía documentos suficientes para inmatricular estos bienes, si el Ajuntament dice ahora que es suyo lo resolveremos en los juzgados. Esperaremos la cita del juez». «El gran drama de todo ello -añade Servera- ha sido que no ha existido dialogo, no nos hemos sentado a hablar del tema, aquí está el problema», sentencia.