Operarios trabajando en el túnel de Estellencs. | Michel's

2

La carretera entre Andratx y Estellencs volverá a abrirse al tráfico dentro de dos semanas, cuando finalicen los trabajos de desescombro y adecuación del túnel que se vio afectado por un derrumbe durante el pasado temporal.

Un par de máquinas retroescavadoras están trabajando en las labores de desescombro, labor que se está viendo dificultada por la gran cantidad de hierro que forma parte de la estructura del túnel.

Los operarios han retirada de la cubierta de la estructura una roca de cerca de 30 toneladas, además de asegurar la valla que fue colocada la pasada semana para evitar nuevos desprendimientos.