Pere Vicens, con Can Ganxo aun en pie, hacia 2010, denunciando la aplicación de la «ley del embudo» por parte de Costas. | Lluc Garcia

3

Pere Vicens, el que fuera propietario de Can Ganxo –la edificación de 1917 situada en primera línea de Tuent y demolida por Costas en 2010–, ha solicitado a Demarcación de Costas que le permita montar un quiosco bar dentro del dominio público marítimo terrestre (en la primera línea de la cala) este verano.

«Mi idea era explotar un restaurante en Can Ganxo, pero no fue posible; ahora hago lo que puedo», indica Pere Vicens. Recuerda que Can Ganxo ya funcionaba como bar y que en su interior había un restaurante ya montado cuando él lo compró. «Solo faltaba ponerlo en marcha», asegura.

«Lo derribaron de manera ilegal el delincuente Jaume Matas y sus seguidores Celestí Alomar (el entonces jefe de Costas en Balears) y Ramon Socias (el entonces delegado del Gobierno)», señala Vicens.

Noticias relacionadas

Demarcación de Costas publicó esta semana la relación de solicitudes recibidas este año para desarrollar actividades (quioscos, negocios de buceo, pantalanes...) en el dominio público del Archipiélago. Son solicitudes de ayuntamientos y de particulares. Pere Vicens ha solicitado permiso para montar un quiosco los cuatro próximos veranos. Costas resolverá dentro de unos meses, previsiblemente.