El Consell aprueba el régimen de visita pública en la finca Son Torrella

| Santa Maria del Camí |

Valorar:
preload
Imagen de archivo de una visita a la tafona de Son Torrella.

Imagen de archivo de una visita a la tafona de Son Torrella.

30-01-2010 | A. Pol

La Comisión de Patrimonio Histórico del Consell de Mallorca ha aprobado este martes el régimen de visita pública en la finca Son Torrella de Santa Maria del Camí, declarada BIC en 1994, que incluye 12 visitas mensuales tanto para público escolar como público en general.

La Comisión también ha dado luz verde al traslado temporal de bienes muebles del Monasterio de Santa Isabel de Palma en el Monasterio de San Bartolomé de Inca, solicitado por la comunidad de religiosas jerónimas.

Restaurada por el Consell de Mallorca, la 'tafona' de Son Torrella en Santa Maria del Camí ya había formado parte del programa de educación ambiental de la institución.

Ahora, la intención de la Dirección Insular de Patrimonio es retomar la iniciativa a través de un programa de visitas públicas y «demostrar que los propietarios de un Bien de Interés Cultural pueden contar con el apoyo de la institución a la hora de cumplir con las obligaciones que marca la ley, al tiempo que damos oportunidad a los ciudadanos de poder acceder a este tipo de bienes, muchos de ellos de titularidad privada», como ha explicado la directora insular de Patrimonio, Kika Coll.

Las visitas acordadas con la propiedad son 12 mensuales, cuando la ley en contempla cuatro. El espacio de visita comprende el molino, la tienda del aceite y los exteriores de la almazara, elementos de alto valor patrimonial y etnológico.

Las visitas se realizarán entre el 1 de noviembre y el 31 de marzo: de lunes a viernes estarán destinadas a escolares y los sábados para el público en general, en grupos de un máximo de 15 personas.

Para que esto sea posible, desde el departamento de Patrimonio del Consell se revisará durante febrero el estado de conservación de la 'tafona' y los elementos divulgativos que están instalados, como paneles informativos.

El objetivo es que el mes de marzo se ponga en marcha la experiencia piloto de visitas públicas y gratuitas, coordinada por el Servicio de Patrimonio Histórico del Consell; además, la institución prevé extrapolar este procedimiento a otros Bienes de Interés Cultural para que se puedan visitar.

Traslado de los bienes muebles del Monasterio de Santa Isabel

La Comisión de Patrimonio Histórico, celebrada este martes en el Centro Cultural la Misericordia, también ha autorizado el traslado de los bienes muebles del Monasterio de Santa Isabel de Palma al Monasterio de San Bartomeu de Inca, petición hecha por la comunidad de religiosas jerónimas.

Se trata de un traslado temporal que «responde a una situación de emergencia, a fin de preservar la pervivencia de estos bienes muebles», teniendo en cuenta que su integridad física se ve comprometida en el monasterio de Palma ya que no tienen condiciones de conservación mínimas ni de seguridad.

Este depósito provisional en el monasterio de Inca debe tener la mínima duración y los bienes se devolverán a su ubicación original tan pronto como se restablezcan las condiciones del inmueble.

En este sentido, con respecto al monasterio de Santa Isabel de Palma, Patrimonio establece que en un plazo máximo de tres meses se deberán aprobar las medidas mínimas necesarias para evitar el deterioro al que está sometido en estos momentos.

Además, se establecen visitas mensuales por parte de técnicos de Patrimonio Histórico para evaluar el estado del edificio así como de las obras que permanecerán en el monasterio de Palma.

Tanto las obras de acondicionamiento del Monasterio de Santa Isabel como el traslado autorizado este martes se tendrán que llevar a cabo en un plazo de seis meses.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.